Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

El Atlético de Madrid Femenino vuelve a casa por partida doble para recuperarse de un inicio turbulento de temporada

Desde que iniciara la temporada en el Nuevo Colombino, el Atlético de Madrid ha sudado hasta la última gota para sacar los partidos adelantes. Por números, no es un mal inicio: 3 victorias en 4 partidos. Por sensaciones, no obstante, podemos decir que el equipo no se ha ido contento tras más de un encuentro.

Las victorias agónicas ante Recreativo de Huelva y ZFK Spartak por la mínima gracias a los goles de Aïssa Tounkara y Virginia Torrecilla contrastan con la goleada que endosaron al Sevilla en el estreno del nuevo Centro Deportivo de Alcalá de Henares. En el mismo escenario enfrentarán al conjunto serbio (2-3 global) después de recibir un jarro de agua fría, que sorprendió a propios y extraños el pasado sábado, en el Estadi Johan Cruyff contra el FC Barcelona.

El gol de Amanda antes de que se terminaran de acomodar los espectadores en el nuevo estadio azulgrana fue solo un suspiro del vendaval que más adelante recibirían las colchoneras. Tanto fue así que Sánchez Vera se dirigió a la afición tras el partido y se sinceró en Onda Cero con perplejidad por la dolorosa derrota: “Han sido cuarenta y ocho horas complicadas para nosotros”. Parece ser que el Atlético recogió los frutos de haber herido el orgullo e imponerse las tres temporadas pasadas al que viene siendo claro favorito al título en los últimos años.

Mañana ante el Spartak de Subotica es un día para despojarse de cualquier mala sensación que haya podido quedar y aprovechar una semana con dos partidos en casa antes del parón de selecciones. La afición responderá nuevamente, como ante el Sevilla, a la llamada del equipo que más motivos ofrece para celebrar, y comenzar así definitivamente una temporada ilusionante en la mayor competición europea.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.