Compartir
Foto: Juan Ugena | La Gradona

El Atlético Femenino consiguió empatar 1-1, un partido de vuelta que “a priori” parecía más sencillo tras lo visto en Serbia, pero que se fue complicando por el penalti fallado y el gol en los primeros minutos de la segunda parte. Las chicas pudieron reponerse y gracias al gol de Strom a pase de Ludmila, ambas fueron decisivas para la clasificación a la siguiente ronda.

El partido comenzó con un dominio claro por parte de las locales. El Atleti ejerció una presión alta desde el principio del encuentro, la superioridad física era evidente y pronto llegaba la primera ocasión clara a manos de Sampedro, en un libre directo que conseguía parar Kostic, la guardameta del Spartak Subotica.

Duggan lo intentó sin éxito | Foto: Juan Ugena | La Gradona

Sánchez Vera modificó el esquema a un 3-1-4-2 en el ataque para tener mejor salida de balón y disponer de Olga García y Ovdiychuk bien abiertas generando más superioridad. Fue precisamente Olga quien tuvo una de las más claras chutando al poste en el minuto 21. 

El conjunto serbio hasta entonces estaba haciendo su partido, intentar aguantar el marcador sin olvidarse de que llegaban con un resultado en contra y aprovechar la primera ocasión que tuvieran. Y así fue, tras una mano en el despeje de la zaga rojiblanca. En el minuto 52, ya en la segunda parte, la capitana Slovic se encargó de lanzar el penalti que erró tras la gran parada de van Veenedaal a su lado derecho.

No tendría la misma suerte la portera atlética cuando en el minuto 53, el Spartak metería en su segundo disparo a puerta el 0-1 por medio de Adamek, la más incisiva del equipo. Ludmila salió al campo tras el gol y el ritmo de las locales fue otro, ya dejó detalles en las primeras bolas que tocó.

Strom decidió el partido saliendo desde el banquillo | Foto: Juan Ugena | La Gradona

Los cambios de Sánchez Vera surgieron efecto y aunque hubo tramos de incertidumbre por el resultado, Ludmila en una jugada en banda consiguió poner un buen centro a media altura que Kostic no pudo despejar y llegaba Strom desde el segundo palo para poner el 1-1 ya en el 83 dando más tranquilidad a la eliminatoria.

Pudo incluso ganar el partido las rojiblancas en el 89 con una jugada similar de las mismas protagonistas de antes, centro de Ludmila tras llevarse a la portera serbia y que Strom impactaba el balón en la defensa.

Tras el pitido final, el Femenino ya espera rival en octavos con global de 4-3 pero que sabe que tendrá que poner más para poder alcanzar las últimas eliminatorias de esta Champions que promete ser apasionante.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.