Compartir
Savic y Diego Costa en una acción de gol en área rival (Foto: Atlético de Madrid)

El primer derbi de la temporada llegó al Metropolitano con expectación e incertidumbre acerca de los nuevos fichajes. El encuentro finalizó con un empate, ocasiones igualadas y un juego mucho menos vistoso de lo que todo el mundo esperaba.

Lo mejor: el portento Thomas y el muro Oblak

Thomas Partey - Atlético de Madrid
Thomas Partey durante el derbi. (Foto: Atlético de Madrid)

Los más destacados del Atlético de Madrid frente al eterno rival fueron Thomas y Oblak. El primero, que se va consagrando a pasos agigantados como uno de los mejores cincos frente a rivales de gran importancia, fue el mejor rojiblanco. El ghanés mantuvo en pie al equipo de Simeone en todo momento, sabiendo qué hacer y cuándo. Su presencia fue imposible de anular por parte de los blancos, tanto que ganó casi todos sus duelos individuales, efectuó correctamente cerca del 90% de sus pases y arrebató numerosos balones en posesión rival. Además, fue de los pocos capaces de dar un paso hacia delante y buscar el área madridista. Motivos suficientes para decir que ha hecho su mejor partido con la camiseta del Atlético de Madrid.

Por otro lado, Jan Oblak salvó al equipo de la derrota con una

Jan Oblak recogiendo un balón frente al Real Madrid (Foto: Atlético de Madrid)

gran parada. Una “parada básica”, según él, que todos catalogamos como magistral. El esloveno se estiró para evitar el gol de Benzema, sosteniendo al equipo en los últimos minutos. Además, en el primer tiempo también hizo dos importantes intervenciones, con Kroos como damnificado. El muro Oblak siempre está, da igual dónde, cuándo y con quién.


Lo regular: los cambios

En los últimos partidos, Simeone ha acertado de lleno en las sustituciones de su equipo. Lo hizo frente al Eibar con la salida de Thomas y su gol de la victoria, contra la Juve y el debut de Herrera con gol… Pero esta vez no salió tan bien. Además, generaron mucha discusión.

El primer cambio fue quizá el más acertado. Dio entrada a Correa por Vitolo. El canario no tuvo su mejor día y, además, se marchó lesionado. Lo mejor de esta sustitución fue la enérgica participación de Correa. El argentino fue el creador de las acciones con más peligro del Atlético de Madrid en el segundo tiempo.

Ángel Correa en una acción de peligro (Foto: Atlético de Madrid)

Por otro lado, la salida de Lemar por Lodi fue muy discutida. El brasileño suele ser una salida común para el técnico argentino, que desplaza a Saúl al lateral izquierdo, un movimiento que muchos no entienden.

Por último, Simeone sustituyó a João Félix dando entrada a Marcos Llorente. A priori es un cambio con el que se busca mantener el resultado del partido. Por una parte, no se entiende que salga el jugador que más creación tiene en ataque. Sin embargo, con la salida del centrocampista, el Atlético de Madrid llegó más veces al área rival.


Lo peor: sin tirar no hay gol

Un partido más, el Atlético de Madrid sufre por su falta de gol. Y lo que no falta es gol, sino tiro. Los de Simeone llegan al área rival pero no finalizan jugadas. Los rojiblancos acabaron el derbi con tan solo un remate a portería, un dato que explica claramente sus números goleadores esta temporada: siete tantos en siete jornadas. Los principales motivos son claros. Diego Costa, delantero titular en parte por las ausencias de Morata, no responde con su mejor nivel, y João Félix se encuentra en un claro periodo de adaptación.

João Félix encarando a Varane (Foto: Atlético de Madrid)

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.