Compartir
(Foto: Lucía Damiano | La Gradona)

El juvenil rojiblanco sometió al Bayer Leverkusen pero necesitó de las jugadas de estrategia para abrir la lata y sumar la primera victoria en casa.

Las primeras tardes de frío se van notando y hoy en Alcalá lo han sufrido los juveniles de Atlético de Madrid y Bayer Leverkusen. Quizá esto marcó un inicio plano que apenas tuvo sobresaltos contados en dos acciones de Alberto Salido incomodando por primera vez a Lotka, portero visitante. Por su parte, los de Leverkusen contaron una única ocasión que además llegó a balón parado. Saldaña despejó sin conceder rechace una falta botada desde la frontal. Fue el mayor problema para el portero colchonero, que suma la primera valla invicta del torneo para el equipo.

A medida que nos acercábamos al descanso, los dirigidos por Carlos González inclinaban el campo y no cesaban en el intento de inaugurar el marcador en el Centro Deportivo Wanda Alcalá de Henares. La presión alta fue productiva, ya que a la vez que impedía a los alemanes tener una salida de balón fácil o iniciar ataques verticales, le permitía a los locales recorrer menos espacio en busca de ocasiones.

Sin añadir ni un minuto se llegaba al descanso, con un equipo superior a otro. En el Atlético destacaron los desdobles en la banda derecha que produjeron tanto Cova, de estreno en el once continental, y Nando Gutiérrez. Este último quizá pecó en algunas ocasiones de llenarse de balón en lugar de ver a sus compañeros, aunque cuando lo hacía generaba peligro para la defensa alemana.

El segundo tiempo arrancó igual que finalizó el primero, con un equipo rojiblanco dominador, poniendo el juego y mostrando más ganas de quedarse con el partido. Lotka fue la figura del Bayer y eso dice mucho de cómo encaró el partido el Atlético de Madrid. La más clara antes del gol fue una ocasión compartida entre Salido y Roro que se fue por encima del larguero y fue muy celebrada por la defensa visitante. Tenían motivos para celebrar, pero la alegría fue momentánea. Cedric iba a botar el séptimo córner para su equipo en lo que iba de partido, después de haberse mostrado muy activo y superior a su marca en todo el encuentro. Mientras, en el área, Marco Moreno iniciaba la ruta marcada para enviar de zurda el primer gol de la tarde. Una acción ensayada en la que el central no tuvo sombra, ya que la defensa se desentendió de él y Lotka solo pudo mirar como entraba el balón en su portería. Cerca estuvo el central de hacer el segundo también a la salida de un tiro de esquina provocado por la presión de Riquelme en la línea de fondo. Él mismo sacó en corto para Cedric, que puso un balón envenenado a medio camino entre un centro y un disparo peligroso que fue finalmente enviado por Bukusu a su propia portería. De haber sido otorgado al jugador rojiblanco, sería ya el segundo en su haber.

Finalizó así la jornada que ha supuesto la primera victoria en casa en la UEFA Youth League, la segunda de manera consecutiva después de haber sufrido el grave revés ante la Juve. Los italianos han echado en falta hoy a sus internacionales y han sufrido su primera derrota en la competición con la visita del Lokomotiv de Moscú. De este modo, los bianconeros siguen copando la clasificación del Grupo D, aunque ya no tienen puntos de ventaja respecto al Atlético de Madrid.

Comments

comments

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.