Compartir
(Foto: Lucía Damiano | La Gradona)

Nacho Fernández ha sabido reflejar sus ideas en un equipo que no ha perdido su esencia aún habiendo renovado y rejuvenecido la plantilla

Concluida la décima jornada del campeonato de Segunda División B, el filial del Atlético de Madrid que dirige Nacho Fernández ya tiene el mejor arranque del club en el siglo XXI. Es segundo con 22 puntos, con los que sería líder la temporada pasada. El histórico equipo de Óscar Fernández a estas alturas contaba con la mitad de puntos, colocándose en la decimocuarta posición.

Si algo caracteriza a ambos entrenadores es su carácter, por lo que es entendible que el Atleti B no haya aflojado en su rendimiento. Todo lo contrario, con Nacho Fernández el equipo ha mejorado todos los números de la temporada pasada en la misma cantidad de partidos. Para empezar, ha cosechado cinco victorias más (siete, tres de ellas fuera de casa), cuatro empates menos (uno) y una derrota menos (dos), marcando casi el doble de goles (25 respecto a 14) y encajando casi la mitad (10 respecto a 17).

Otra de las mejorías la podemos ver en la madurez en el manejo de los resultados, con una remontada más que la temporada pasada, que además significaron la primera victoria de la temporada. En Pasarón, donde la pasada campaña el Atleti B rompió un invicto de los locales que duró 434 días, hemos visto este año la mayor goleada del filial por 1-5 (0-3 al descanso). El mismo resultado, pero al revés, fue la mayor derrota del equipo la pasada temporada en Boadilla visitando al Inter. Cabe recordar que el resultado estuvo marcado por el impacto sufrido en los jugadores después de que Carlos Isaac tuviera que abandonar el partido directo al hospital por un fuerte golpe.

Tanto el técnico asturiano como el valenciano, no descansan en su área técnica, ni pierden de vista un segundo a sus jugadores. A ellos además los defienden siempre ante cualquier error, responsabilizándose y asumiendo su culpa en lugar de descargarla en el futbolista. Y es que si algo tienen claro ambos entrenadores, es que si un jugador se equivoca, es porque lo ha intentado. Este sábado le ocurrió a Josua Mejías, que no tuvo el mejor comienzo de partido, perdiendo un balón cuando era el último hombre. El central venezolano fue defendido más tarde por su entrenador en rueda de prensa, desligándole de cualquier responsabilidad.

Pese al pesimismo desencadenado tras la marcha de Óscar Fernández a la UD Almería después de haber devuelto al Atleti B a un Playoff de Ascenso, la familia rojiblanca sigue presumiendo de filial gracias al gran rendimiento que han conseguido a las órdenes de Nacho Fernández en una categoría que no es fácil para un equipo tan joven como el que está desplegando este año el técnico asturiano.


Otros factores diferenciales

  • Salida de todos los capitantes: Tachi, San Román, Rubén Fernández y Víctor Ruiz
  • Nuevamente, dos seguros bajo palos como son Dos Santos y Diego Conde
  • Gran estado de forma de Poveda: peleando el pichichi del Grupo I
  • Liderazgo de Óscar Clemente
  • Las lesiones no merman el rendimiento: Camello, Toni Moya, Tropi o el propio Poveda

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.