Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

Un más que descafeinado Atlético de Madrid cae con justicia ante el Bayer Leverkusen y pospone su clasificación a octavos

La noche en Leverkusen arrancaba con Bayer y Atlético de Madrid sabiendo que la Juventus había asegurado su presencia en octavos de final en los últimos instantes con un gol de Douglas Costa. El tanto caía como un jarro de agua fría al Lokomotiv de Moscú, quien volvió a poner contra las cuerdas a los italianos.

Precisamente ellos fueron los últimos en hacer los dos primeros goles al Atlético el pasado 18 de septiembre. Aquella noche, los rojiblancos empataron en el último minuto con gol de Herrera en su debut tras un córner, igual que hizo Savic el primero. Del mismo modo ha abierto la lata Thomas hoy, con un cabezazo desconcertante para Oblak, que no llegó a parar el regalo envenenado de su compañero. El segundo, tras un error en el despeje de Mario Hermoso que Volland envió a la red. Así se rompe la racha de 49 días sin encajar dos goles consecutivos.

Antes de aquel duelo contra la Juventus, el equipo del Cholo Simeone recibió dos goles contra la Real Sociedad en Anoeta que no tuvieron contestación rojiblanca. Ambos partidos llegaron después de un parón de selecciones como el que llega después del fin de semana. En la previa del mencionado parón, el Atlético de Madrid anotó la única victoria después de empezar perdiendo por dos goles contra el Eibar. Fue una noche mágica en el Metropolitano, pero no debido al partido, sino a la reacción del equipo. Algo que hoy apenas se ha intuido en los instantes finales, con el gol de Morata y la posterior ocasión que podría haber significado el empate en el minuto 95.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.