Compartir

Como ya sabemos, esta será la última temporada que el Atlético de Madrid dispute en el Estadio Vicente Calderón. 50 años de fútbol en un césped donde se han vivido la mayor parte de las grandes gestas de nuestro club. Al acabar la campaña 2016-2017 el Calderón pasará a ser historia de nuestro club y todos juntos haremos las maletas para mudarnos a La Peineta, un nuevo estadio donde continuar escribiendo las líneas de nuestra historia.

Poco se conoce sobre la estructura de este nuevo estadio, es el momento de desvelar los secretos de nuestra nueva casa, de meterle el bisturí para conocer todas sus partes.

El aforo del nuevo estadio estará en torno a unos 70.000 espectadores, 15.000 más que el actual feudo rojiblanco. Al contrario que el Vicente Calderón, el estadio estará cerrado por los laterales y se aprovechará el graderío que ya existe en La Peineta, siendo este la parte más alta del estadio con una altura de 70 metros sobre el nivel del cesped. Un cesped que estará 15 metros bajo el nivel de acceso al estadio.

Además tres serán los marcadores que se repartan por todo el nuevo estadio. Dos en los fondos y uno en el lateral frente al graderío de La Peineta. De esta manera todo espectador tendrá una perfecta visión del marcador para poder seguir el minuto de juego y el marcador del mismo.

Con respecto a los vestuarios, cuatro serán los que albergue el feudo rojiblanco. Por orden de la plantilla, el vestuario rojiblanco será uno de los más pequeños ya que se quiere crear un ambiente de unidad antes de los partidos. Vestuario pequeño para que los jugadores no se dispersen pero equipado con las primeras calidades de un estadio cinco estrellas. Por otro lado, La salida al estadio desde los vestuarios es completamente distinta a la de la mayoría de los estadios, los jugadores deberán de bajar escaleras para llegar al nivel del cesped ya que los vestuarios sí están al nivel del suelo.

A diferencia de la mayor parte del Estadio Vicente Calderón. la afición esta vez estará a unos cinco metros del terreno de juego, generando así una mayor presión en el rival y un mayor efecto sonoro en la búsqueda de lo que se espera que sea una auténtica caldera futbolística.

Además en la entrada del Fondo Sur, grada que ocuparán los miembros de la “grada de animación”, se instalará una fan zone donde la afición, impulsada por el Frente Atlético, podrá llevar a cabo las previas de los partidos y donde podrá celebrar las victorias del club.

La afición visitante se situará en el Fondo Norte del estadio en la esquina superior derecha de cara al campo, mismo lugar donde se sitúa en el Estadio Vicente Calderón.

El museo y la tienda se encontrarán en el interior del estadio, en la zona de la cristalera que se situará en el lateral opuesto al graderio de la peineta. Con ello se busca que todo aquel que acuda al museo o a la tienda pueda tener una panorámica de todo el estadio del club rojiblanco.

Los palcos se instalarán a lo largo del estadio, 80 palcos con una totalidad de 7.000 butacas.

Por último, el trato a la prensa será soberbio, sala de prensa con capacidad para 400 periodistas y con la sala de trabajo a escasos metros para que no haya que realizar grandes desplazamientos.

Un estadio a la altura de nuestro club y de nuestra historia. Atléticos, disfrutad del Vicente Calderón esta temporada, una temporada en la que tenemos que luchar todos juntos por brindarle a nuestro más ilustre estadio el más ilustre de los títulos, tras esto, una nueva casa nos espera.

Comments

comments

Deja un comentario