Compartir

Diego Godín se convierte en el jugador uruguayo con más partidos en primera división de la liga española, 280.

Ahora si que sí, Diego Godín inscribe su nombre con letras de oro en nuestra liga. El uruguayo jugó contra el Celta de Vigo su partido 280 en la competición doméstica. Supera así, a Water Pandiani (279), jugador conocido en nuestra liga, sobretodo, por su paso en clubes como Deportivo de la Coruña o Espanyol. Atrás quedó también otro gran jugador como fue Diego Forlán, conocido atlético, con 240 partidos.

El jugador del único tanto del partido celebrando con sus compañeros. (Fuente | Atlético de Madrid)
Diego Godín celebrando un gol con su equipo. (Fuente | Atlético de Madrid)

Diego Godín comenzó su aventura en la liga española en 2007, de la mano del Villarreal. Tras destacar en Cerro y Nacional en Uruguay, llegó a la península. Al Poco de llegar ya empezó a destacar como un defensa seguro por arriba y con gran intuición ante los movimientos de los delanteros. Tras tres temporadas en el submarino amarillo, el equipo rojiblanco se fijó en él en el verano de 2010 y se adelantó al resto de competidores, pagando alrededor de 9 millones de euros, sin duda una operación 10 del equipo colchonero. El charrúa se estableció como central titular en el equipo y formó durante 3 años una de las parejas de centrales más solidas de Europa, junto con su compañero Joao Miranda. Son ya 189 partidos de colchonero y tiene pinta que este equipo tiene central al más alto nivel, al menos, un par de temporadas más.

En el equipo amarillo militó tres temporadas en las cuales disputó 91 encuentros y marcó cuatro goles en Liga. Ya en el Atlético, el charrúa ha disputado 189 partidos de liga y ha sumado títulos importantes como una Liga, dos Supercopas de Europa, una Copa del Rey, una Europa League y una Supercopa de España, además de goles importantes y decisivos, 11 goles en concreto. Para el recuerdo quedarán goles como el que marcó ante el F.C. Barcelona en en el Camp Nou que dio una liga al equipo rojiblanco en el último partido de la competición o el gol en la final de la Champions League ante el Real Madrid en el año 2014, que estuvo a falta de un par de minutos de valer un título.

Diego Godín no es solo uno de los mejores jugadores del mundo en su posición, es también un líder nato, tanto en su equipo como en su selección. El uruguayo es un espejo para compañeros como José María Giménez o Lucas Hernández y un líder en el que apoyarse cuando hace falta una buena dosis de motivación, uno de los líderes del vestuario sin duda.

Pieza clave en el esquema de Diego Pablo Simeone, Diego Godín seguirá aumentando el currículum en nuestra liga y en Europa, dejando su sello en el campo.

 

Comments

comments

Deja un comentario