Compartir

El atlético de Madrid salió victorioso de El Sadar, tras un partido en el que los visitantes calentaron bien a los locales a base de imponer su juego.

El Atlético de Madrid se presentó ante un Osasuna que en su casa se presentó como un equipo totalmente peleón. Los del Cholo, supieron reaccionar ante los jugadores dirigidos por un Caparros que tan solo lleva dos partidos con los rojillos.

Una presentación fría en el reino de Navarra, los jugadores calentaban previamente al pitido inicial exigiéndole a Mateu Lahoz el inicio del partido.

Tras el pitido inicial, los rojillos que participaban como locales, apretaron mucho a los once rojiblancos dispuestos a salir a morder. El atlético implantó su juego teniendo una oportunidad muy temprana viniendo por la banda derecha. Griezmann tras un fallo de la defensa local, decidió lanzarse al sprint a por el balón, para ponerle un balón al pie a su compatriota KG, el cual con un toque poco sutil, no supo aprovechar la oportunidad para poder meter el primer gol.

El Osasuna decidió reacionar, y tras un cuelgue al área rojiblanca de la zaga rojilla, vino el penalti a favor del Osasuna, antecedido por un error de Giménez al empujar al delantero del club local.

Pero el futuro esperaba una carta negra para los locales. SAN Oblak decidió aparecer y con una parada a su lado derecho de la portería rechazó el lanzamiento para evitar así el 1-0.

Oblak parando un penalti decisivo
Oblak parando un penalti decisivo

El frio reino de Navarra intentaba enbotellarnos atrás en nuestro área pero el Atlético tiró de casta y supo reaccionar e implantar de nuevo su juego de toque. Tras un contraataque de Correa a pase previo de Griezmann vendría el segundo aviso del atlético. El extremo argentino del atlético no supo definir bien de cara a portería, un lanzamiento que todos los rojiblancos vimos dentro.

Pero el Atlético de Madrid es incansable y tras un corner colocado en el área rojilla, el faraón, el señor Diego Godín, supo espantar los fantasmas nuestros en jugadas a balón parado y tras un potente cabezazo supo meter el balón en el fondo de la portería para poner el 0-1.

Una vez abierta la brecha, los rojiblancos supieron retorcer la herida y KG, el desafortunado de cara a portería colocó el balón de nuevo en el fondo de la portería de los locales, sin apenas poder haber celebrado el primer golazo de Godín. Tan solo un minuto después. 0-2.

Tras haber finalizado una buena primera parte rojiblanca, el Osasuna decidió apretarle los tornillos un poco al Atlético. Pero los muros dirigidos por el cholo son difíciles de superar y el atlético supo defenderse hasta los minutos finales del partido que los rojillos buscaban el gol desesperadamente.

Aun quedaba una sorpresilla para el Osasuna. Carrasco que entró en el campo a cambio de Correa, supo robar un balón a a defensa de los locales y tras un sprint con una preciosa pegada, consiguió el tercero para los atléticos. 0-3.

Como bien dijo Rubén Uría “en la primera parte tuvo lo que tuvo que pasar” y tras la finalización del partido, los jugadores atléticos marcharon para el vestuario con la cabeza fría como el temporal del norte. Una final que era necesaria ganar.

Comments

comments

Deja un comentario