Compartir
Diego Forlán se enfundó de nuevo la casaca del Atlético. (Fuente | La Gradona - Alberto Hernández)

Diego Forlán volvía a vestir la elástica rojiblanca para despedir la que fue su casa durante años. El uruguayo jugó casi toda la primera mitad, quiso anotar su gol, no fue así, pero él está contento de haber tenido esta oportunidad.El delantero comenzaba este minuto en zona mixta para explicar lo que sentía a volver al Calderón y agradece la oportunidad que se le dio de estar hoy en esta Final: “Siempre espectacular, muy emocionado, contento de poder volver y tener la oportunidad de formar parte de esta tarde fantástica”.

La afición durante el partido cantaba “uruguayo, uruguayo”, casualidades de la vida, mientras se le preguntaba por ese cantico, rojiblancos que esperaban a la salida de la zona mixta comenzaban a cantar. Forlán dice: “Te pone la piel de gallina que la gente te siga recordando, una está muy agradecido.”

LaGradona le decía que ha intentado el gol, pero no ha podido ser, el uruguayo decía: “He intentado patear y hacer gol, si entraba… Si estuviera jugando un partido oficial me hubiera molestado, hoy no”, nos respondía con una sonrisa.

Ser del Atlético de Madrid deja huella en todo futbolista: “Es algo que no se puede explicar, es algo especial. Es un club que ha vivido cosas malas y buenas y la gente sigue apoyando”.

Con 38 años más joven que nunca le decía un compañero, Forlán respondía: “Sigo jugando, la gente piensa que no. Ahora estoy libre, pero a ver que opciones hay en este verano”. Forlán se marchaba corriendo junto a Enrique Cerezo, como dijo el uruguayo se iban a tomar un café.

Comments

comments

Deja un comentario