Compartir

El joven delantero rosarino no ha tenido un curso sencillo en la ribera del Manzanares. Sus minutos han aumentado respecto a otros años, pero con estos también han aflorado las dudas ante un extraordinario jugador que no termina de despegar como apuntaba en sus inicios en el club colchonero.

Normalmente, si acudimos a la fría estadística, esta suele dejar en evidencia al atacante rosarino, encumbrándole como uno de los jugadores con mayor número de perdidas por minuto jugado del campeonato liguero. Parece que Simeone tendrá que lidiar con esta losa cada vez que cuente con Ángel “El Ciclón” Correa en un choque. Sin embargo, huelga decir que más allá de las estadísticas, su entrada al campo acostumbra a ser positiva, desarbolando sistemas defensivos inabordables anteriormente por el cuadro rojiblanco.

Ahondando en la estadística avanzada, se pueden encontrar los beneficios reales de los minutos (en ocasiones puntuales) disputados por el argentino durante la Liga Santander 2016/2017. Según los datos de @busi1325, el delantero rojiblanco es el asistente con mayor eficiencia de todo el campeonato, promediando prácticamente 0,6 asistencias por cada 90 minutos de juego. Este hecho le coloca por encima de auténticos maestros de este arte como Messi, Lúcas Vázquez o James Rodríguez.

 En un análisis pormenorizado, se han comparado todos los jugadores sub23 del para conocer quiénes serían los inmediatos perseguidores del argentino entre los jugadores más jóvenes de la liga y cual sería su diferencia respecto a ellos. Esta última recopilación de datos evidencia con mayor clarividencia la superioridad del jugador rosarino frente a los integrantes de “su generación”. Vigaray se coloca como segundo en este último análisis, quedándose a una distancia sideral de Correa, sin alcanzar las 0,3 asistencias por 90 minutos jugados.

Estos ejes comparan el promedio de asistencias con el de tantos anotados. Cabe destacar que el ariete argentino también posee buenos guarismos en esta variable dejando patente su olfato para el gol. Correa se encuentra con 0,3 por cada hipotético partido completo disputado, estos datos le alzarían con 11’5 goles en un campeonato liguero entero. No se debe obviar la distorsión de estos datos por dos motivos. En primer lugar al final de los choques las defensas están más desgastadas por lo que se antoja más sencillo aumentar estás estadísticas directamente relacionadas con el gol. Por último, hablamos de un jugador con una participación inconstante, por lo que parece complejo que alcance una relación regular con el gol.

Estos datos reflejan la sensación que denota la parroquia desde su llegada. El delantero argentino es un jugador inmenso a la hora de ser decisivo cerca del área, pero aún tiene lagunas en su juego. Estas están directamente relacionadas con aspectos propios de la madurez de un futbolista como el cuidado de la posesión o los movimientos sin balón. Aunque algunos sectores de la afición rojiblanca empiezan a hartarse del argentino, parece que el curso venidero será decisivo para saber si se podrá contar con él como un gran baluarte de cara al futuro o “se quedará en el camino.

Comments

comments

Deja un comentario