Compartir
La presidenta del Atlético de Madrid Femenino atendió a los medios tras la consecución del campeonato liguero. (Fuente | La Gradona - Alberto Hernández)

El otro partido se comenzó a jugar minutos antes de la final, el partido se jugaba en la ciudad deportiva de Las Rozas con una capacidad de 1.100 personas pero con las entradas gratis y el interés del fútbol femenino, se acabó superando.

Unas 2.000 personas al menos estuvieron en las gradas, la organización de la RFEF volvió a demostrar su mediocridad al ver que comenzaba el partido y seguía habiendo gente fuera del campo con puertas cerradas.

Finalmente se abrieron más puertas y la gente pudo entrar, el detalle llegó con la presidente del equipo femenino rojiblanco, Lola Romero salió a las puertas para ayudar con la organización y para tranquilizar a los aficionados asegurándoles que nadie se quedaría fuera sin ver el partido.

Enorme detalle, la presidenta ayudó a que nadie se quedara fuera y acabó llegando 15 minutos tarde al palco, hasta que no estuvieron todos los aficionados dentro viendo el partido no se fue a su localidad, gesto de humanidad de una persona que quiere lo mejor para el fútbol femenino.

Comments

comments

Deja un comentario