Compartir

Se ultiman las pruebas para que esté todo correcto antes del estreno del Wanda Metropolitano, la iluminación es una de ellas, clave para que la afición pueda disfrutar de los partidos y de la nueva experiencia que supondrá la posibilidad de que se ilumine la cubierta.

Durante esta semana el club ha enseñado como los ingenieros de Philips Lighting trabajan para calibrar los proyectores que permiten la iluminación del césped. Los proyectores que iluminan el campo están a más de 40 metros del terreno de juego, los proyectores se encuentran en el anillo de tracción. Todo este trabajo se le considera ‘apuntamiento’.

¿Cómo se realiza el ‘apuntamiento’?

El club ha explicado brevemente como se realiza este trabajo, de manera resumida. Los trabajadores de Philips toman de referencia dos globos gigantes que colocan en el campo, uno en el centro del terreno de juego y otro en el punto de penalti, cada proyector tiene una cámara que detecta la ubicación de las pelotas y las pasa a un ordenador.

Gracias a esas ubicaciones, se realizan los cálculos con un programa informático que indica a los ingenieros como deben orientar y calibrar los proyectores para conseguir la iluminación más óptima.

Los proyectores que permiten que el voladizo del estadio y todo el anillo tome diferentes colores ofrecen más de 16 millones de colores, esos proyectores se llaman Vaya Flood. Todo ello gestionado por un sistema que se llama ArenaExperience, con iluminación 100% LED que permite sincronizar la grada con la cubierta, creando un ambiente único.

Comments

comments

Deja un comentario