Compartir
(Fuente | Atlético de Madrid)

Con el parón de selecciones, es un buen momento para analizar el rendimiento y los números de este Atlético de Madrid 2017/18. Es evidente que el equipo ha sufrido un bajón, y que el número de partidos empatados ha impedido que se siga el ritmo del Barcelona o del Valencia tan de cerca. Por otra parte, el gran batacazo (hasta ahora) en Champions es la gran diferencia con respecto al Atleti de hace un año. De hecho, y aunque parezca increíble, el Atleti lleva dos puntos más que el año pasado después de los mismos once partidos disputados.

Si nos retrotraemos a la misma jornada del curso pasado, se pueden observar varios datos curiosos. Quizá el nivel de juego del Atlético, la poca comunión con el nuevo y remodelado Wanda Metropolitano, el escaso gol de los delanteros, la espesura a la hora de crear juego y la ausencia de la característica solidez defensiva puedan decir lo contrario, pero lo cierto es que el equipo de Diego Pablo Simeone no está tan lejos del curso pasado.

Tras once jornadas, el Atleti 2016/17 sumaba 21 puntos después de haber ganado seis partidos y haber cosechado tres empates (Alavés, Leganés y Barça) y dos derrotas (Sevilla y Real Sociedad). Estaba situado en cuarta posición, a un punto del sorprendente Villarreal, a cuatro del Barça y a seis del Real Madrid. Este año el equipo de Simeone ocupa la misma cuarta plaza, con 23 puntos, que son los mismos que tienen los de Zidane, terceros. Eso sí, Valencia (27) y Barcelona (31) quedan un poco más lejos después de los tropiezos, de esos cinco empates que condenan a un equipo que en Liga aún no ha perdido: Girona, Valencia, Leganés, Barça y Villarreal.

En el apartado goleador es donde la comparación con el Atlético del curso pasado empieza a generar dudas la parroquia colchonera. 25 goles por aquel entonces, frente a los 16 que acumula ahora. Llama la atención que el equipo ha encajado dos goles (8-6) más este año pese no a haber perdido aún, otro dato a tener en cuenta para reflejar la situación extraña que viven los de Simeone.

En Champions sí que ha cambiado el cuento, pero eso ya lo saben los aficionados sin necesidad de sacar la calculadora. Hay que tener en cuenta dos factores que no deben servir para justificar el pobre rendimiento del equipo en la Champions, pero es evidente que el grupo este curso es más competitivo y que la prohibición de fichar también influye.

Aun así, los dos empates ante el Qarabag han condenado a un Atleti que está al borde de la eliminación después de sumar únicamente tres puntos en cuatro partidos. Dos goles en tres partidos que lo dicen todo. El año anterior, después de cuatro jornadas, el Atleti había vencido al PSV en Holanda, al Bayern en el Calderón, y al Rostov en Rusia y en el Manzanares. Doce puntos que le metían en octavos el 1 de noviembre.

Por último, y aunque es anecdótico, ni siquiera el rendimiento en Copa del Rey se parece al del curso pasado después del empate sin goles en el Martínez Valero. La ida de los dieciseisavos de la temporada pasada, eso sí, se disputó el 30 de noviembre, pero el Atleti se midió al Guijuelo y los colchoneros se impusieron 0-6.

Comments

comments

Deja un comentario