Compartir
Koke trata de llegar al balón ante la oposición de Manu Trigueros. (Fuente | Atlético de Madrid)

El Atlético de Madrid cayó, por tercera vez en lo que vamos de temporada, ante un Villarreal insistente y valiente. El viaje a Rusia y el planteamiento de Simeone fueron los principales hándicaps a los que tuvo que hacer frente el conjunto colchonero. Y es que la resaca rusa dejó la grave lesión de Filipe, de quien se acordó el equipo que saltó al verde y Sergio Asenjo con una camiseta que rezaba “Ánimo Filipe”.

Pero no todo fue negativo. La primera parte de los rojiblancos permitió ver al equipo activo en la parte ofensiva, ahogando la salida de balón del Villarreal y robando en el centro del campo. El Atlético de Madrid se mostró sólido, con intención de poner en problemas serios a la maquinaria amarilla, para poder llevarse los tres puntos

El equipo de Simeone tenía la pelota, aunque no lograba inquietar la portería de Asenjo. Hasta que en una buena combinación entre Correa, Costa y Griezmann acabó con Fernández Borbalán señalando el punto de penalti. El ariete francés cayó en el interior del área -en las imágenes de televisión da la sensación de simular- ante la llegada de Jaume Costa por detrás. Lanzamiento perfecto del ‘7’ para engañar al portero castellonense y fin de la primera parte. El Atlético ni quiso ni permitió al Villarreal llegar con soltura a la meta de Jan Oblak para mantener una ventaja importante en el marcador.

Ni quiso ni dejó, tanto a Villarreal como a sí mismos, en la segunda parte del encuentro. Los rojiblancos cerraron filas, juntaron las líneas y echaron el cierre a la portería del esloveno ante la fuerte insistencia de los groguets. El devenir del encuentro lo marcó una contra perfecta del tridente rojiblanco. Tras la carrera y dejada de Costa a Correa, el argentino cedió el esférico a Griezmann quien con pierna diestra mandó el balón por encima de la meta rival. Los colchoneros, ya a toro pasado, firmaron su condena.

Mientras tanto, los castellonenses reclamaron penalti de Giménez sobre Bacca tras golpear el colombiano el pie del defensor atlético. El Villarreal se instaló en la mitad de cancha rival, pero sin acertar en los metros finales. Tras un buen centro desde el borde del área llegaría el empate. El testarazo inapelable de Enes Ünal se colaba en la portería de Jan Oblak. Sin Griezmann, Correa y Koke el Atlético tenía que sobreponerse de 35 minutos inofensivos con un Villarreal eufórico.

No fue así. Bonera recogía un despeje de Godín en el interior del área y de nuevo Enes Ünal empujaba a las mallas el balón en los minutos de descuento. La pesadilla, sin embargo, no acabó para los de Simeone: gresca tras el choque entre Vitolo y Sansone, y el canario vio la cartulina roja. Fin de encuentro negativo y merecido ante un Villarreal que sí buscó la victoria ante los rojiblancos que se marchan al parón de selecciones a 11 puntos del FC Barcelona.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.