Compartir

Joaquín Muñoz es uno de los grandes nombres de la Academia, tanto por proyección como por presente, y es que ya se ha asentado como una de las estrellas del filial. Su descaro y su trabajo, sus principales avales.

Joaquín acababa contrato el verano pasado cuando el Atlético de Madrid decidió (bien hecho) no dejarle marchar de la Academia. Después de deslumbrar en el mejor juvenil de la historia y hacer una Copa del Rey para el recuerdo, los dirigentes colchoneros decidieron renovarle hasta 2021 y subirle al filial antes de que firmara por otro equipo.

Del 1999, Joaquín Muñoz puede presumir de, con tan solo 19 años, haber marcado un gol con el primer equipo rojiblanco. Fue en pretemporada, contra el Stuttgart, en una acción de fe y de descaro que tanto le caracterizan y tanto deben gustar a Diego Pablo Simeone.

Foto: Juan Ugena

El joven extremo llegó en 2015 a la Academia procedente del Puerto Malagueño y desde entonces no ha dejado de crecer en las inferiores rojiblancas. Con el juvenil brilló por sus diagonales, jugando a pierna cambiada, con disparo y su desborde continuo: se las juega todas. No tiene miedo a perder el balón y, sin embargo, lo pierde poco a pesar de lo poco que se lo piensa a la hora de desbordar.

En el B ha dado un paso hacia delante e incluso ha aprendido a modificar su estilo. Algo más comedido y a pierna natural. Joaquín está firmando una temporada más finalizadora (lleva 5 tantos) y menos creativa, demostrando que también puede ser un jugador ‘efectivista’ y no tan estético (siéndolo también).

Foto: Atlético de Madrid

A pesar de haber cambiado de club, Joaquín Muñoz no ha sido un canterano acostumbrado a cambiar de aires. Solo ha jugado en dos equipos (tres si contamos prebenjamines), uno de ellos el rojiblanco.

Su referente es Messi, un jugador similar (salvando las distancias) por sus diagonales, atrevimiento y regate en corto espacio. A pesar de esas cualidades, su trabajo por el equipo es enorme, no rehuye un repliegue y las pelea todas en defensa, algo que le diferencia de Messi y le acerca más, por ejemplo, a Griezmann.


Puerto Malagueño y Atlético de Madrid, sus dos únicos clubes

Joaquín comenzó en La Unidad, campeonando desde prebenjamines y llamando la atención del Puerto Malagueño, club en el que creció y brilló hasta los 16 años, siendo pichichi de su liga en el año previo a su marcha al Atlético de Madrid.

Viajo juntó a su hermano Rafa a la capital, que fichó también por un Atlético de Madrid en el que ya no continúa. Esto ayudó a su adaptación ante este cambio de aires y a pesar de no continuar con él, Rafa tiene, probablemente, mucha culpa del éxito de Joaquín.


Simeone cuenta con él, pero sigue sin debutar

A pesar de ese gol con el primer equipo, Joaquín no ha tenido la oportunidad de debutar en partido oficial con el conjunto de Simeone. 

Foto: Atlético de Madrid

El malagueño fue convocado por el míster argentino ante el Sant Andreu llegando a calentar, pero no ingresó en el terreno de juego. También le convocó en dos encuentros de Champions League (Mónaco y Brujas) y tres de Liga Santander (Athletic Club, Alavés y Espanyol), aunque en estos no estuvo cerca de jugar.


Joaquín Muñoz Benavides

  • Edad: 19 años (10/03/1999)
  • Equipo: Atleti B
    • Posición: Extremo derecho o izquierdo
  • Destaca en: Desborde, diagonales con conducción y finalización
  • Nota de Proyección La Gradona: 8

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.