Compartir
Foto: ABC

El sábado a las 16:15 hay derbi. Y parece que no. O sí. Igual es el Metropolitano, el escudo o yo mismo, que no siento los días previos como en antaño. Algunos medios pueden haberme influido porque ahora estoy pensando en si se va Saúl en verano, si Morata marca y lo celebra o si Godín nos ha traicionado para irse al Inter.

El sensacionalismo se come a lo deportivo, pero resulta que lo deportivo es lo que enlaza con lo sentimental. Diego Costa puede tener minutos el domingo y no estoy gritando como loco en tres idiomas -cosa que deberíamos hacer todos-. Que vuelve la pantera, hombre.

Koke, Godín y Saúl pueden volver a la titularidad este domingo y no me he besado el escudo tres veces por minuto. Ni el nuevo ni el viejo. Cosa que deberíamos hacer todos, porque son un trozito del escudo, del viejo y del nuevo.

En lo que sí pienso es en la vuelta de Courtois y en los objetos que se dice que les van a lanzar. Me han hablado más de eso y no he podido evitarlo, lo siento. Pero he sido capaz de darme cuenta por mí mismo de que me importa bastante más que vuelvan mis jugadores a que vuelva mi ex-jugador.

Juega el Atlético de Madrid contra su eterno rival y no quiero estar a otras cosas. Supongo que vosotros tampoco. Igual la llegada de Simeone ha rebajado una expectación de un partido que antes se antojaba imposible de ganar y ahora es uno más en el entramado del partido a partido y todos los rivales son iguales. Pero es un derbi y quien lo gane tiene un vale por felicidad por dos semanas, como mínimo, o así debería ser.

La identidad del derbi con el antiguo (o verdadero…) escudo y el antiguo (o verdadero…) estadio era mayor y se debe reencontrar una identidad y una pertenencia frente al rival. Y hay que hacerlo ya. Desde este sábado y los próximos 500 sábados. Aunque nos hayan obligado a ello tanto las instituciones como los medios, las distracciones no valen en el derbi madrileño.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.