Compartir
Foto: Atlético de Madrid

Esta noche es, posiblemente, la noche más negra del Cholismo ilustrado del Atlético de Madrid. Más que Lisboa, más que Milán. Allí, en ambas, se cayó con honor, de pie, y haciendo que el rival llorase sangre para vencer. Esta noche, los aficionados del Atleti siguen esperando a que su equipo salga al césped del Juventus Stadium a jugar el partido.

Y, ¿por qué? Si había ventaja de sobra, si hacer un gol habría dejado el pase casi en el bolsillo. Había que competir como hace el Atleti de Simeone. Pero Simeone, sí, el Cholo, el mismo que llevó al Atlético a lo que es hoy, decidió no competir.

Complejo absurdo y sin fundamento de inferioridad. Siempre pensó en el Plan A: Ir al 0-0. Que aquí no pase nada. 90 minutos resistiendo y para casa.

FUENTE | Atlético de Madrid

Y sí, para casa te vas, pero con la cara pintada por un equipo que, sin jugar brillantemente, te ha barrido en gallardía y en ambición.

Le lleva pasando toda la vida. Durante un tiempo le salió cara. ¿Quién no recuerda aquel 1-1 en el Camp Nou con el golazo de Diego Ribas? Fue el único tiro a puerta que hizo el Atlético aquella noche. Le bastó. ¿Cómo no recordar la hazaña de Múnich? Con una renta menor, el Atleti tuvo dos ocasiones de gol. Una la metió, y al Bayern no le dio tiempo a remontar. Pero amigos, en la Champions League, jugarte las habas a una carta no siempre sale bien. ¿Quién no recuerda, hace ya dos años, aquella noche en el Bernabéu que acabó 3-0, y que Ronaldo hizo los tres? Un calco de lo vivido hoy.

Los jugadores han hecho un partido lamentable, todo lo contrario a hace dos semanas en casa, donde se comieron a los mismos tíos que hoy les han barrido de pé a pá. Ellos también tienen ese complejo. Verse con el paso de los minutos más débiles, más vulnerables, más incapaces.

FUENTE | Atlético de Madrid

Vienen ahí los errores. Un pase mal, un control desviado, una carrera hacia la nada, un pelotazo estando solo… Ni un atisbo de grandeza, de demostrar que comes en la misma mesa del que tienes delante, que hoy te ha engullido sin guarnición.

El Cholo debe entender de una vez por todas que el Atleti pequeño que hizo grande, es ahora un grande al que empequeñece en los escenarios europeos. Si con esto no escarmienta de una vez, y se olvida de su complejo de inferioridad ante los transatlánticos de Europa, el Atleti seguirá una y otra vez dándose de bruces contra la realidad. A la Champions se va a ganar, no a empatar.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.