Cambio climático en México: tragado por el mar

Cambio climático en México: tragado por el mar

El sureste de México fue una vez una región rica en agua con ecosistemas en funcionamiento. Pero el cambio climático es cada vez más notorio.

El mar ha destruido por completo muchos edificios. Foto: Greenpeace México

EL BOSQUE taz | Cristina Pacheco nunca había escuchado la expresión “cambio climático” antes de que el mar se tragara su casa. Todo quedó destruido a excepción de una cubierta pintada de amarillo, que aún mira hacia el océano como se ve en las fotos que muestra. En el hueco que era la entrada principal rompen las olas y se ven las nubes. La cubierta de hormigón es ahora el único indicio de que Cristina y su familia alguna vez tuvieron un hogar.

La comunidad de El Bosque en Tabasco, estado del sureste de México, está siendo engullida lentamente por el mar, hace unos años los vecinos notaron que las olas se acercaban y no retrocedían y comenzaron a inundar sus casas. En 2019, las casas que se habían construido más cerca del agua ya no se podían habitar.

La casa de Cristina duró hasta poco antes de Navidad del año pasado. Un violento crujido al amanecer indicó que había sucedido lo inevitable: las grietas se extendían por las paredes. Con distintos matices, esta historia se ha repetido una y otra vez durante los últimos tres años: el nivel del mar ha subido hasta destruir al menos 60 viviendas, escuelas e iglesias.

Según información de la Universidad Autónoma de Juárez en Tabaco, el mar en El Bosque se ha desplazado 200 metros tierra adentro en los últimos tres años. “Antes el mar iba y venía. Pero de repente fue diferente, el mar llegó y se quedó en la puerta de nuestra casa. Fue entonces cuando entendimos lo que significaba ese término cambio climático, que escuchamos todo el tiempo”, explica Cristina en una videollamada.

Dicen los científicos que no es tan fácil asociar cada evento climatológico con el cambio climático y las personas afectadas, que en ocasiones se convierten en desplazados. Pero la investigadora Lilia Gama confirma que lo ocurrido en El Bosque es en gran parte efecto del aumento de la temperatura del planeta. Ella fue la primera en la comunidad en usar el término cambio climático. Nadie había oído ese término antes.

READ  Luto y oraciones tras incendio en México que deja 38 muertos
Protección instalada

Todo sucedió muy rápido, dice el científico, que lleva más de 15 años estudiando la erosión costera en el sur del país. La población no los tenía originalmente en su lista de amenazados por el aumento del nivel del mar, ya que hasta hace unos años no había indicios de tal desarrollo. El municipio está cerca de uno de los estuarios del río Usumacinta, uno de los más ricos de la región, y de mecanismos de protección natural como dunas y manglares. Por eso pensó que el pueblo estaba a salvo. Pero el asentamiento creció, se construyó un camino vecinal junto al río, la vegetación desapareció. El Bosque empezó a perder su protección.

“Las casas del pueblo no fueron la causa de lo que pasó porque estaban construidas lejos de la playa. Pero cuando cambias los ecosistemas, aunque sea un poco, desencadenas una reacción en cadena que lleva a lo que sucede”, dice la investigadora Lilia Gama. El Bosque se volvió vulnerable por otros dos factores: el aumento del nivel del mar y la intensificación de las tormentas invernales. .

Rita Pacheco, de 76 años, dice que debió caminar al menos media hora desde su casa hasta la playa hace tres décadas. Eso ha cambiado: desde hace unos cinco años ve las olas desde su ventana. Al principio le pareció normal porque con las tormentas y los huracanes el agua siempre sube un poco antes de volver a la normalidad.

“Pero a pesar de que el tiempo no era nada malo, el mar se estaba acercando y empezamos a preguntarnos qué estaba pasando aquí. De mi casa solo queda una pared y el mar no ha retrocedido”, dice por teléfono. .

Entre la producción de petróleo y la biodiversidad

Foto izquierda: junio de 2022: una casa demasiado cerca del mar ha sido destruida en gran parte, las palmeras se han deformado Foto derecha: febrero de 2023 El mar se ha llevado la casa, solo queda un remanente de la pared con una rejilla de ventana

Afectados esperan ser reasentados Foto: Greenpeace México

El estado de Tabasco es un lugar de contradicciones: es uno de los estados con mayor biodiversidad en México y al mismo tiempo un estado petrolero tradicional con grandes instalaciones productivas estatales. El Foro Intergubernamental de Cambio Climático ha identificado a Tabasco como uno de los lugares más vulnerables en los próximos años.

La razón: el territorio es llano y en muchos lugares está incluso por debajo del nivel del mar, cualquier aumento tendrá consecuencias negativas. Algunos estudios conciben el peor de los casos. Según Climate Central: al ritmo actual de aumento de la temperatura y el nivel del mar, alrededor de una cuarta parte del estado podría inundarse para 2050 si no se construyen sistemas de protección contra inundaciones como los de los Países Bajos.

«Cuando es tan poco profundo en estuarios y playas, un aumento relativamente bajo del nivel del mar es suficiente para que el agua se mueva hacia el interior», dice Peter Girard, viceportavoz de ClimateCentral.

En comunidades como El Bosque, varios factores comunes a América Latina y el Caribe se combinan pero agravan la crisis que plantea el calentamiento global: desigualdad de género, pobreza, falta de planificación urbana y bajos salarios. En Tabasco, por ejemplo, según cifras oficiales, el ingreso promedio mensual equivale a cerca de 330 euros.

México aún no registra a las personas desplazadas por el clima, y ​​no existe una ley federal que las reconozca como personas desplazadas o refugiadas relacionadas con el clima, aunque algunos estados sí lo hacen. El país ha hecho algunos intentos de regular esto, pero hasta ahora ha fallado y los datos son escasos.

Número récord de refugiados

El Observatorio Internacional de Personas Desplazadas (IDMC), con sede en Ginebra, contó 7.723 personas desplazadas dentro de México el año pasado debido al cambio climático. Esto está lejos del pico: 2020 ha visto una cantidad excepcional de lluvia en la región, y esto también ha resultado en un número récord de refugiados. En América Latina, Cuba, Brasil y Colombia encabezan la lista. Las tormentas e inundaciones golpean más a la región, aunque las sequías ahora también son un factor climático importante.

READ  España sigue siendo el mayor proveedor de frutas y hortalizas

Ricardo Fal-Dutra Santos, uno de los coordinadores del IDMC, explica que hay dos problemas para contabilizar correctamente el número de desplazados internos debido al cambio climático: la falta de datos globales y la imposibilidad de atribuir claramente los motivos de la fuga al aumento. en la temperatura global. «No sabemos exactamente cómo el cambio climático causa o influye en los desastres», dice. El principal factor que contribuye a esta incertidumbre es la falta de disponibilidad de datos.

El año pasado, IDMC informó un récord de 71 millones de personas desplazadas en todo el mundo, impulsadas en particular por la guerra en Ucrania. Pero también se ha alcanzado un hito para las personas desplazadas por el clima: 4,2 millones en todo el mundo y 103.000 en América Latina. Allí se recopilan menos datos que en Europa, Asia o incluso África, pero eso no significa que la crisis climática no afecte a la región.

Cristina Pacheco y sus vecinos de Tabasco esperan ser reubicados en los próximos meses. Quienes viven en una de las aproximadamente 30 casas que quedan en pie en El Bosque esperan lo inevitable. Mientras tanto, uno de los vecinos se ha mudado a la única iglesia que queda. Se había negado a salir de su casa, pero cuando se despertó y el agua ya estaba cerca de su cama, se fue de todos modos.

del español por Bernd Pickert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *