El OIEA expresa dudas sobre la información faltante de la cámara de vigilancia en la instalación nuclear iraní

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, expresó este viernes «dudas» sobre la falta de datos de una cámara de vigilancia de un sitio nuclear iraní blanco de un ataque en junio.

Varias cámaras resultaron dañadas el 23 de junio, según Irán, que luego anunció que había frustrado una operación de «sabotaje» israelí contra el complejo de Tissa ubicado en Karaj, cerca de Teherán.

Desde esa fecha, la agencia no ha obtenido las autorizaciones «necesarias» para acceder a un sitio que alberga un taller para la fabricación de componentes de centrifugadoras.

Esta semana llegó a un acuerdo con Irán para reemplazar el equipo que Grossi calificó de «muy importante».

Cámara de retención ampliada durante la conferencia de prensa

Pero la agencia de la ONU no pudo recuperar ni siquiera partes de las tarjetas de memoria de la cámara destruidas en el accidente.

El director de la Agencia Internacional de Energía Atómica dijo a los periodistas en Viena: «Tenemos dudas sobre esto y les preguntamos» qué pasó. «Espero que nos den una respuesta porque es muy extraño» que desaparezca, agregó.

a

Otra preocupación es «el lapso de tiempo entre el cierre de las cámaras en junio y ahora». «Esta pérdida (de información) no se puede compensar, pero tenemos muchas herramientas y enfoques que pueden ayudarnos a resolver el rompecabezas», dijo Grossi.

En Karaj, como en otros sitios donde Irán ha restringido las inspecciones desde febrero, el OIEA solo podrá verificar el contenido de sus herramientas de vigilancia después del levantamiento de las sanciones estadounidenses, que es el tema de las conversaciones. Servicio diplomático en Viena.

READ  Mark Zuckerberg será juzgado en Rusia

“Las cámaras llevan el sello de la agencia, pero no puedo ver las fotos”, dijo Grossi. Y advirtió que esta regulación temporal podría estar «vigente por un tiempo» pero «no por años».

El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, Mohammad Eslami, dijo a Teherán que antes de reinstalar las cámaras, la agencia «demostraría su modus operandi en presencia de nuestros funcionarios de seguridad y justicia».

Irán está convencido de que el sabotaje que tuvo lugar en Karaj fue posible gracias a la piratería de la información recopilada por estas cámaras de vigilancia.

Grossi señaló que se trataba de una suposición «ridícula» y asistió a la rueda de prensa con una de esas cámaras para fundamentar sus declaraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *