Enfermeras mexicanas explotadas en Alemania

Después de pasar horas en transporte público para conseguir México Alabama Estado de mexico gana 8 mil pesos al mes, estás enfermeras Han encontrado una vida en Alemania sin temor a ser asaltados, pero enfrentan días agotadores y estrés constante.

Este informe es parte de la sección titulada Nurses for sale (Enfermeras a la venta), una investigación coordinada por la organización periodística alemana sin fines de lucro CORRECCIÓN. Medios de cinco países Europa mi América Latina Investigaron la contratación de enfermeras extranjeras para hospitales y clínicas alemanas.

Las enfermeras mexicanas que emigran a este país son parte del programa supervisado por la Servicio Nacional de Empleo en México. Alemania se encuentra en una situación de emergencia porque no cuenta con personal suficiente para cubrir la demanda de mano de obra. Entre 2012 y 2019, 58.270 enfermeras extranjeras solicitaron la certificación de sus títulos en el país, según el Ministerio Federal de Educación e Investigación. Además, para el 2035 se espera que haya 270.000 puestos vacantes de enfermería, según datos de la Instituto Federal Alemán de Formación Profesional (BIBB). Sin embargo, al tratarse de un “acto de buena fe” entre las dos naciones, es decir sin acuerdos oficiales, según los informes de la Ministerio de Trabajo y Protección Social (STPS) Gracias a la transparencia, las agencias de personal mexicanas están comenzando a surgir sin ninguna regulación gubernamental, y las enfermeras que ya han migrado están sintiendo los efectos de las largas jornadas laborales.

Según la STPSHasta la fecha, 340 mexicanos trabajan en Alemania como enfermeras; 80% son mujeres.

Lea también: Contratan enfermeras de Tamaulipas para trabajar en Alemania

Después de intentar una carrera en enfermería en el México, Alicia, cuyo nombre real ha sido cambiado para proteger su situación laboral, egresada de Escuela de Enfermería del Centro Médico IMSS Siglo XXI, ha postulado al puesto vacante para trabajar en Alemania como enfermera profesional, y ha sido parte del programa aprobado por la STPS desde marzo de 2018 en México.

La enfermera mexicana de 27 años inició el proceso migratorio en 2018 y viajó un año después. Primero conoció a las autoridades de la STPS luego al Servicio Federal de Empleo de Alemania, siguió un curso intensivo de alemán durante un mes en México y firmó un contrato de trabajo con la empresa donde trabaja, una casa de jubilación. Dentro Alemania fue enviado en el estado de Baden-Württemberg, donde tuvo cuatro días para adaptarse. Hasta la fecha, espera que las autoridades alemanas le otorguen el visto bueno de sus estudios para trabajar en un hospital con más funciones y mejor salario.

“Las empresas no te lo dicen, te contratan 40 horas a la semana, se olvidan del pequeño detalle que si se necesita más personal ¡hay que trabajar! o que cuando tengas un día libre te marquen y te pregunten si puedes trabajar. No tienes que decir que sí, está claro, pero no sé, la falta de personal es un problema muy grande, ya lo saben, pero no te dicen qué problemas hay en los hogares residencias de ancianos y hospitales. Los pocos miembros del personal están tan aburridos del trabajo, cansados, se enferman, los nuevos vienen, ¡tómalo! Es su bienvenida, no trabajo en un hospital, sino en un asilo ”, dice.

READ  Psicóloga de Maradona y las dos últimas enfermeras acusadas de homicidio - la Nación Deportes

Alicia atiende a 33 personas mayores en una estación con una o dos auxiliares de enfermería más dependiendo de la incapacidad laboral del día. Cobra 2.300 euros al mes, de los cuales 800 para pagar el alquiler, la alimentación, el transporte y los servicios. El salario medio de una enfermera alemana en hospitales públicos con título acreditado es de 4.166 euros brutos mensuales.

También dice: Con frases emocionales, las enfermeras apoyan al personal médico que trata a pacientes con Covid-19.

“Es bastante difícil trabajar 10 días, es así en todas partes en Alemania, no hay personal, realmente están en números rojos, no hay; Hablé con la jefa de personal hoy y me dijo: “¿Qué quieres que haga si no tengo personal?” Me quejé con él de cómo es posible que dejen que dos ayudantes corran por la estación y a nadie le importe; Me dijo: “No tengo trabajadores, están enfermos”. Sin embargo, las pocas horas de vida que tiene fuera del trabajo se agradecen por el silencio y la seguridad de las calles.

“Puedo olvidarme de mi despensa en el banco del autobús y nadie me la va a robar, eso es lo que más amo de Alemania, aquí me siento libre. En México no me he sentido libre desde hace muchos años ”, dijo. Alicia llegó a Europa con un grupo de 38 enfermeras mexicanas, la mitad de las cuales, dijo, ya regresaron porque algunas no se adaptaron al idioma, no pudieron encontrar un departamento cerca. su trabajo y la soledad de vivir en áreas remotas los deprimieron o se desesperaron por no haber recibido el salario y los deberes prometidos. Durante este tiempo, vive con enfermeras de Albania, Turquía, Macedonia, Bosnia y Serbia.

a

“En México, son cinco años [de carrera] contando servicios sociales y aprendes anatomía, fisiología, farmacología, una infinidad de cosas que aquí, en un trabajo de tres años, no verás ”, dice.

Además, en México también hay escasez de enfermeras. En 2019, había 2,9 enfermeras por cada mil habitantes, mientras que el promedio para los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 8,8. Alemania, por su parte, reportó 12,9. A noviembre de 2020 se habían contratado 4.882 enfermeras extranjeras bajo el programa oficial alemán denominado Triple Win (TW), de las cuales 2.589 hicieron el viaje, según datos presentados para esta investigación por la empresa alemana. para la cooperación internacional (GIZ), dependiente del gobierno alemán. Debido a que no hay suficientes enfermeras para demandar atención, la mayoría del personal llega a través de agencias intermediarias que cubren un área gris, ya que no son ilegales pero tampoco están debidamente reguladas. lo que generó críticas por parte de sindicatos y abogados laborales. Se encontró que entre estas agencias existe una empresa denominada QI Consult, con sede en la ciudad de Dortmund, que contrató enfermeras en México en abril y marzo de 2019. En este caso, el personal tuvo que firmar dos contratos; uno con la agencia para el curso de alemán, materiales, visados, alojamiento temporal, vuelos, y otro con el hospital como auxiliares de enfermería. A diferencia del programa de TW, donde las lecciones de alemán deben impartirse en el país de origen de las enfermeras, para estos fines, QI Consult trasladó a los mexicanos a Bosnia y Herzegovina y los contrató para firmar un contrato de trabajo obligatorio de cinco años. con clínicas. Nordoberpfalz, multa aproximada de 362 mil pesos (15 mil euros). En otro tipo de contrato de trabajo, del cual este medio tiene copia, se prevé una multa de 240.000 pesos por incumplimiento.

READ  El nombramiento de Joe Biden de Lloyd Austin como secretario de defensa será una prueba para los demócratas que se opusieron a firmar otra exención.

También dice: ‘No podíamos dejar a nuestros pacientes solos’, dicen las enfermeras de Covid durante el terremoto.

Para Dietmar Erdmeier, secretario sindical encargado de la salud en la junta ejecutiva federal del sindicato Verdi, el segundo más grande de Alemania, esta situación se asemeja a la trata de personas. “Realmente no sabes lo que está saliendo del radar. Lo que tiene que ver con la ganancia económica me recuerda en parte a la trata de personas, me apropio de una persona, gano dinero con ella, en la medida en que envío a algún lugar a trabajar.

Donaciano Domínguez, coordinador general adjunto del Servicio Nacional de Empleo, aseguró a EL UNIVERSAL que la STPS está trabajando en una reforma que ya está en revisión legal para que los mexicanos emigren con estudios aprobados y sin las sanciones económicas vigentes. .

“No podemos permitir que se le cobre una cantidad a un mexicano porque decidió que el puesto no era adecuado para él. Esto es algo que los alemanes deberán actualizar si quieren seguir impulsando la contratación de enfermeras en México para la próxima temporada, en 2021 ”, dijo.

Los dias son largos

Marta tiene 25 años, es de Ciudad Nezahualcóyotl y fue enfermera auxiliar durante 10 meses en una casa de retiro en Riesa, Alemania. Llegó a Europa con 500 euros (11 mil pesos) que le prestó su madre y con los que sobrevivió los primeros 14 días de su estadía, pues como no entendía alemán, ni ella ni los demás mexicanos de esa generación no sabía si les pagarían.

Su trámite también se realizó a través del Servicio Nacional de Empleo en México y la empresa alemana que la contrató. Antes de viajar, hizo un curso de alemán en Guadalajara. Como Alicia, se enteró de la falta de personal hasta que llegó a Alemania y tuvo que cubrir turnos dobles.

Desde febrero a la fecha ha trabajado en la misma casa de retiro, aunque también busca permiso para ejercer en un hospital. Inicialmente, ganó 1.800 euros, con los que pudo devolver el dinero que le había prestado su madre. “Me hizo mucho, me sentí feliz, esa tristeza de no entender muy bien [el alemán] fue reemplazado ”, dijo.

Una vez aligeradas las medidas de salud derivadas del Covid-19, fue enviada a realizar una pasantía en un hospital, luego en una escuela y se presentó al examen de homologación; al aprobarlo a finales de julio, empezó a ganar 2.000 euros. Sin embargo, el salario prometido y el motivo que la motivó a viajar fue un salario de 2.400 euros mensuales, que aún no ha percibido.

“No considero que nos estén pagando lo justo por lo que hacemos, es un trabajo agotador porque hay una gran falta de personal, parece fácil pero los días son largos. Lo que no me gusta es que quieren tomarme mi tiempo para cubrir a los guardias. Dicen: “Dile al mexicano”. Un amigo me dijo que para estas fechas navideñas preguntaban con quién iban a dejar [trabajando]. Mexicanos, dicen, porque no tienen familia; Es triste porque sí, después de todo venimos a trabajar, pero lo complicado es el comentario. Tenemos familia, pero nos están quitando el tiempo ”, dijo.

En algunos anuncios en redes sociales que promueven este proyecto, no se especifica que el trabajo es cuidar a los ancianos en residencias de ancianos. Cuando la STPS anunció el lanzamiento del proyecto piloto Vínculo Laboral México-Alemania en 2018, tampoco lo dijo. Por transparencia, la STPS aclaró que no da empleo sino que revisa los contratos que ofrecen los empresarios alemanes a los mexicanos, “quienes aceptan con pleno conocimiento de las condiciones laborales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *