Ha caído alias Zorro, excéntrico narcotraficante del clan del Golfo que acudió a la brujería para ‘esconderse’

Policía nacional a tiempo

En la madrugada de este jueves, Jhon Freddy Orejuela Palacios, alias El Zorro, jefe de la subestructura del clan del Golfo denominada Carretera, que operaba en Chocó, en el Pacífico colombiano, fue asesinado en un operativo policial. . El hombre también estaba librando la guerra territorial en Quibdó contra otra banda conocida como Los Mexicanos.

El operativo antidrogas de 36 años se llevó a cabo a 15 kilómetros del área urbana de Istmina, Chocó, según El Tiempo. La recompensa por sus idas y venidas fue de 50 millones de pesos.

Las autoridades indicaron que Orejuela Palacios operaba en la zona rural de Istmina (sur del departamento), Tadó, Condoto, Cantón de San Pablo, Novita, Lloró y en Quibdó, donde tuvo un enfrentamiento constante por el territorio con bandas como Los Locos de Yan y Los Mexicanos, líderes del microtráfico en este lugar.

Según fuentes consultadas por el diario bogotano, el Zorro comete un delito desde hace más de 14 años, cuando ingresó al Clan del Golfo como miembro común. Uno de los investigadores dijo que en su proceso de ascenso llegó a dirigir la subestructura de la carretera, que ya contaba con alrededor de 200 hombres.

Como gobernante, fue responsable de diversas actividades de extorsión, homicidio y tráfico de drogas. Una de las fuentes de la investigación dijo que le gustaba usar ropa de diseñador, así como perfumes y licores finos. También dijo que le gustaban los menores e incluso su pareja estable los tenía.

La oración

Al parecer, el hombre estaba consultando con una “bruja” que vivía en la zona donde fue asesinado, en la selva de Istmina. Habría rezado por una pulsera de cuero con un colgante colgando de ella. Según la mujer, si el pomo se calentaba, tenía que correr porque sus enemigos se acercaban. es decir, las autoridades que lo siguen.

READ  La Luz del Mundo: el presunto cómplice de Naasón García colaborará con la justicia

Esto se supo, según El Tiempo, gracias a algunas de las llamadas que interceptaron las autoridades. Gracias a ello se pudo demostrar que las consultas se realizaban habitualmente de forma presencial y que, solo en emergencias para él, se realizaban por llamada. Con oración y todo, cayó en una aldea con sus cuatro escoltas.

Se espera que lleguen al lugar el miércoles por la noche para coordinar el pago de la extorsión que llevaron a cabo.

Las autoridades alegan que cuando ingresaron al lugar, ejecutando la orden de aprehensión en su contra por conspirar para cometer un delito agravado, se enfrentó al cuerpo de policía de élite y, en medio de los disparos, el Zorro resultó herido. Fue trasladado al hospital de Quibdó pero murió poco después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *