Hace 19 años en España: cotizaba en la sala de maternidad – panorama general

Un recién nacido: Hace 19 años se mezclaron dos bebés en el servicio de lactancia en España.

Foto: dpa-Zentralbild / Arno Burgi

En Logroño se intercambiaron dos niñas recién nacidas hace 19 años. Una de las dos jóvenes descubrió la verdad. Ahora reclama tres millones de euros por daños y perjuicios.

Corresponsales: Martin Dahms (mda)

Madrid – Es sobre todo divertido en las películas. El francés Étienne Chatiliez inspiró el tema en 1988 para su brillante comedia «La vida es un río largo y tranquilo». Pero cuando la vida imita las películas, deja de ser divertido. Ser confundido con otro bebé en la sala de maternidad supone un «daño inmaterial inconmensurable» para el interesado, explica el abogado José Sáez Morga de la localidad de Logroño, en el norte de España. Esto es exactamente lo que le sucedió a uno de sus clientes hace 19 años. Hoy reclama una indemnización. Pero el daño que sufrió no se puede reparar.

Lea nuestra oferta: Mar Menor – Mar Muerto en España

Logroño es la capital de la comarca vitivinícola de La Rioja, y en una clínica que ya no existe, nació la hija María en 2002 siendo un bebé prematuro. Su nombre no es realmente María: es el nombre que le dio el diario local «La Rioja», que fue el primero en cubrir el caso. El joven de 19 años quiere permanecer en el anonimato. Su abogado relató los pocos detalles conocidos de la historia.

READ  Advierten de heladas para este martes; anticipar temperaturas de hasta 4 grados
a

Nadie reconoció la confusión en ese momento.

El mismo día que María, cinco horas antes, nació otra niña en la misma clínica que pesaba 20 gramos menos que María y por lo tanto fue colocada en la incubadora como después del parto. Cuando ambos fueron alimentados adecuadamente, se los dieron a sus madres, las malas, como sabemos ahora. Nadie reconoció la confusión en ese momento.

María no tuvo suerte con los padres adoptivos. Cuando tenía un año, se vino a vivir con su abuela, la madre de la mala madre, porque sus padres no podían criar adecuadamente. A los 15 años, María se enteró de que no era la hija biológica de la pareja que creía que eran sus padres: se les hizo una prueba de ADN durante un proceso de mantenimiento y, para sorpresa de todos, ni el padre ni la madre eran parientes de María.

Para leer en nuestra oferta: una prueba de ADN prueba que la hija del rey ilegítimo

Había que superar obstáculos legales y burocráticos antes de que María pudiera entender su propia historia de confusión en el hospital. Cuando finalmente descubrió quién era su padre y quién era su madre, la madre acababa de morir. María aún vive con su abuela, que no es su abuela.

Las autoridades ofrecen al solicitante 215.000 euros

El abogado reclama ahora unos buenos tres millones de euros en daños al sistema público de salud de la región de La Rioja. No cree en una confusión deliberada, sino en una confusión imprudente. La contraoferta de las autoridades es de 215.000 euros.

READ  COVID-19 es ahora la tercera causa de muerte en EE. UU.

El periodista riojano que abrió el artículo habló con una enfermera que trabajaba en la clínica de Logroño hace 19 años. La desconcertada mujer apenas podía creer en la desgracia de María. «Es casi imposible que suceda algo como esto», dijo. Y el consejero de Sanidad de la comarca de La Rioja aseguró: “Podemos garantizar que no volverá a ocurrir una situación así. Hoy en día, no solo los bebés tienen un brazalete en la muñeca, sino también las madres con un código idéntico.

Historias como esta rara vez ocurren en Europa, pero sucede. Como sabemos, la última vez en Alemania fue en Saarlouis en 2007. En ese momento, la confusión se aclaró después de seis meses. Una de las madres, Jeannine Klos, escribió un libro sobre su experiencia: “Pasado mañana sol”. Para María, el sol no brillará pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *