La escasez de agua, una barrera para la salud y la dignidad menstrual

La escasez de agua, una barrera para la salud y la dignidad menstrual

Alors que le monde célèbre la Journée de l'hygiène menstruelle, le mouvement Women4Water a appelé à la nécessité de remédier aux pénuries d'eau, un problème critique qui affecte profondément l'hygiène menstruelle et le bien-être des femmes et des filles du mundo entero.

En un comunicado con motivo del día, el movimiento dijo que sin un acceso confiable a agua potable, enfrentan muchos desafíos que comprometen su salud.

“El acceso a agua limpia y suficiente es esencial para mantener una buena higiene menstrual. Las mujeres y las niñas necesitan agua no sólo para beber, sino también para bañarse y bañarse durante sus ciclos menstruales. Sin un acceso confiable a agua potable, enfrentan muchos desafíos que comprometen su salud, privacidad y oportunidades educativas y económicas.

“La escasez de agua exacerba estos desafíos, haciendo casi imposible que las mujeres y las niñas controlen sus períodos de manera segura y con dignidad. Las consecuencias son profundas: la falta de agua para lavarse puede provocar infecciones y otros problemas de salud. Una mala gestión de la higiene menstrual aumenta el riesgo de infecciones del tracto reproductivo y urinario, que pueden tener consecuencias para la salud a largo plazo”, afirmó el movimiento.

Las consecuencias de la escasez de agua son de gran alcance y hacen que a las mujeres les resulte extremadamente difícil controlar sus períodos de forma segura y digna.

a

“Muchas niñas se ven obligadas a faltar a la escuela durante su período debido a la falta de agua y a instalaciones sanitarias inadecuadas. Este ausentismo contribuye a mayores tasas de deserción escolar y limita sus oportunidades futuras. La incapacidad de gestionar eficazmente la higiene menstrual puede impedir que las mujeres participen plenamente en la fuerza laboral y las actividades comunitarias, perpetuando así los ciclos de pobreza y desigualdad de género. La falta de agua y saneamiento socava la dignidad de las mujeres y las niñas, provoca estrés y vergüenza y perpetúa el estigma y la discriminación relacionados con la menstruación.

READ  Arabia Saudita supuestamente jugó un papel en el acuerdo de normalización entre Israel y Marruecos

“Al abordar la escasez de agua y mejorar la gestión de la higiene menstrual, podemos lograr avances significativos hacia la igualdad de género, la salud pública y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Juntos podemos garantizar que la menstruación ya no sea un obstáculo para una vida sana, digna y plena. Women4Water se compromete a abogar por estos cambios y trabajar por un futuro en el que cada mujer y niña pueda gestionar su higiene menstrual de forma segura, cómoda y con orgullo”, añadió el movimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *