Los manifestantes continúan desafiando las prohibiciones en Myanmar después del golpe

La policía dispara un cañón de agua contra los manifestantes que se manifiestan contra el golpe militar y exigen la liberación del líder electo Aung San Suu Kyi, en Naypyitaw, Myanmar, el 9 de febrero de 2021. Foto: Reuters
  • El líder de la Junta, Min Aung Hlaing, promete posiblemente celebrar otras elecciones en su primer discurso
  • Min Aung Hlaing no dio fecha límite, pero la junta dijo que el estado de emergencia duraría un año.
  • La Embajada de los Estados Unidos dice que recibió informes del toque de queda de 8:00 p.m. a 4:00 a.m., hora local, en Yangon y Mandalay

Los manifestantes en Myanmar han desafiado la prohibición de grandes concentraciones para protestar por el golpe militar del martes, numerosos enfrentamientos con la policía que disparó cañones de agua y arrestó a más de dos docenas de personas.

El golpe del 1 de febrero y la detención de la líder civil electa Aung San Suu Kyi han dado lugar a cuatro días consecutivos de protestas en el país del sudeste asiático de 53 millones de personas y a un creciente movimiento de desobediencia civil que afecta a hospitales, escuelas y oficinas gubernamentales.

La policía birmana disparó cañones de agua contra manifestantes pacíficos en la capital del país, Naypyitaw, por segundo día, ya que la multitud se negó a dispersarse, mostró un video publicado en Facebook. El video de Bago, al noreste del Yangon Mall, también mostraba a los agentes de policía disparando cañones de agua y enfrentándose a una gran multitud.

Lee mas: Miles toman las calles para protestar contra el golpe de Estado en Myanmar

La policía arrestó al menos a 27 manifestantes en la segunda ciudad más grande de Mandalay, incluido un periodista, informaron los medios locales.

Los disturbios revivieron los recuerdos de casi medio siglo de gobierno militar que duró hasta 2015.

READ  Niña venezolana de dos años muere en río en Colombia

“El golpe siempre nos viene a la mente cada vez que comemos, trabajamos e incluso durante el tiempo de descanso”, dijo Khin Min Soe, residente de Yangon. “Estamos muy decepcionados y tristes cada vez que pensamos en por qué nos ha vuelto a pasar esto”.

Las promesas del líder de la Junta, Min Aung Hlaing, el lunes de posiblemente celebrar una nueva elección en su primer discurso desde que asumió el poder han generado desprecio. Reiteró las acusaciones no probadas de fraude en las elecciones de noviembre pasado, que la Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi ganó de manera aplastante.

Lee mas: Líder birmano Aung San Suu Kyi arrestado en golpe

“Seguiremos luchando”, dijo un comunicado del joven activista Maung Saungkha, en el que pedía la liberación de los presos políticos y “el colapso total de la dictadura”.

Los activistas también piden la abolición de una constitución que otorgó a los militares el poder de veto en el parlamento y el federalismo en una Myanmar dividida étnicamente.

Una generación anterior de activistas formada durante las sangrientas protestas reprimidas de 1988 pidió que la huelga de los funcionarios públicos continuara durante otras tres semanas.

El movimiento de desobediencia civil, liderado por el personal del hospital, ha provocado una caída en las pruebas de coronavirus, según muestran las cifras oficiales de las pruebas.

a

Lee mas: Myanmar cierra el aeropuerto internacional de Yangon después de la toma militar

Myanmar ha sufrido uno de los peores brotes de coronavirus en el sudeste asiático con un total de 31.177 muertes en más de 141.000 casos.

READ  En Gran Bretaña, una de las personas más ricas del país, los medios de comunicación, ha sido asesinada.

Promesa electoral

Después de que decenas de miles de personas salieran a las calles de Myanmar en los últimos días, se impusieron órdenes locales que prohibían las reuniones de más de cuatro personas. La embajada de Estados Unidos dijo que había recibido informes de un toque de queda de 8 p.m. a 4 a.m. hora local en las dos ciudades más grandes, Yangon y Mandalay.

No hubo más comentarios de las autoridades sobre las medidas para detener a los manifestantes.

En su primer discurso televisado como líder de la junta el lunes, Min Aung Hlaing dijo que la junta formaría una “democracia verdadera y disciplinada”, a diferencia de eras anteriores de gobierno militar que dejaron a Myanmar en el aislamiento y la pobreza.

“Tendremos una elección multipartidista y le daremos el poder a quien gane estas elecciones, de acuerdo con las reglas de la democracia”, dijo. La comisión electoral había desestimado sus acusaciones de fraude en las elecciones del año pasado.

Lee mas: Grupo activista birmano lanza campaña de desobediencia civil tras golpe militar

Min Aung Hlaing no dio fecha límite, pero la junta dijo que el estado de emergencia duraría un año.

Los gobiernos occidentales han condenado ampliamente el golpe, aunque hasta ahora ha habido pocas acciones concretas para presionar a los generales.

Nueva Zelanda dijo el martes que suspendería todos los contactos políticos y militares de alto nivel con Myanmar, aseguraría que la ayuda no beneficia a los militares e impondrá una prohibición de viaje a sus líderes.

Un destacado empresario de Singapur planea renunciar a su inversión en una empresa tabacalera vinculada al ejército de Myanmar y unirse al gigante japonés de bebidas Kirin Holdings, que puso fin a su alianza cervecera en el país.

READ  Accidente en Taiwán: piloto muerto y desaparecido después de que dos aviones de combate se estrellaran al aumentar la presión para interceptar aviones chinos

Lee mas: Instructora de aeróbicos hace rutina, ignorando el golpe de Myanmar detrás de ella

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha pedido la liberación de SuuKyi y otros detenidos. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrará una sesión especial el viernes para discutir la crisis a petición de Gran Bretaña y la Unión Europea.

Suu Kyi ganó el Premio Nobel de la Paz en 1991 por hacer campaña a favor de la democracia y pasó casi 15 años bajo arresto domiciliario.

El hombre de 75 años enfrenta cargos por importar ilegalmente seis walkie-talkies y está detenido por la policía hasta el 15 de febrero.

Su abogado dijo que no le permitieron verla. El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que intentó comunicarse con ella, pero fue rechazado.

Suu Kyi sigue siendo extremadamente popular en casa, a pesar del daño a su reputación internacional debido a la difícil situación de la minoría musulmana rohingya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *