¿Podrá Sánchez seguir gobernando pese a la victoria de los conservadores?

¿Podrá Sánchez seguir gobernando pese a la victoria de los conservadores?

DLa gran fiesta bajo la lluvia de confeti azul terminó rápidamente. Pasada la medianoche, el PP conservador celebró la victoria de Alberto Núñez Feijóo en el balcón de la sede del partido en la calle Génova: el conservador Partido Popular obtuvo casi tres millones de votos y 47 escaños en las elecciones legislativas anticipadas. Pero el partido electoral duró poco: el PP se convirtió en el partido más fuerte, pero probablemente no gobernará.

Hans-Christian Rössler

Corresponsal político para la Península Ibérica y el Magreb con sede en Madrid; anteriormente corresponsal en Israel.

En ningún lugar hay un jefe de Gobierno que gobierne aunque haya perdido las elecciones, afirmó desafiante Feijóo. Pidió a sus adversarios de izquierda que al menos se abstuvieran en el Parlamento para poder gobernar: «Soy yo o el bloqueo», fue el nuevo lema que lanzó la noche en que la derecha española esperaba derrotar finalmente al «sanchismo». …para triunfar.

Pero Pedro Sánchez, que luchó el domingo por su supervivencia política, no se da por vencido. Aunque el PP de Feijóo obtuvo 136 escaños y su partido PSOE sólo 122, sus seguidores lo celebraron como el verdadero ganador. El bloque de derecha ha fracasado, afirmó Sánchez. Los socialistas sólo ganaron dos diputados y su socio de coalición, Sumar, incluso perdió siete. La nueva alianza de izquierdas de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tampoco logró el objetivo de sustituir al partido populista de derecha Vox como tercera fuerza en el nuevo parlamento.

Los populistas de derecha querían convertirse en hacedores de reyes

Pero los populistas de derecha tampoco lograron sus objetivos. Querían ser hacedores de reyes; Feijóo no tenía forma de evitar a Vox tras las elecciones. La primera coalición con los populistas de derecha a nivel nacional no se producirá en España. PP y Vox ya trabajan juntos en tres gobiernos regionales y más de un centenar de ayuntamientos. El partido populista de derecha, que pensaba que iba a crecer después de las elecciones locales y regionales de mayo, perdió 19 diputados y sólo obtuvo un buen 12,3 por ciento.

READ  "No soy del tipo alemán"

Algunos de los antiguos votantes de Vox migraron al PP, al igual que la mayoría de los antiguos votantes del partido liberal de derecha Ciudadanos, que ya no se presentó el domingo. Pero la suma de los mandatos del PP fortalecido y del debilitado Vox no alcanza para obtener una mayoría absoluta de 176 votos. Incluso con los dos diputados del partido conservador UPN y del partido regional canario CC, la derecha sólo tiene 171, mientras que la izquierda y sus socios anteriores tienen 172. No podríamos estar más cerca. Esto se aplica casi por igual a la proporción de votos: el PP obtuvo el 33 por ciento y el PSOE de Sánchez el 31,6 por ciento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *