Temperaturas anormalmente altas en España: contra la muerte por calor

Temperaturas anormalmente altas en España: contra la muerte por calor

En España, en el futuro se prohibirá trabajar al aire libre durante las olas de calor. Está prevista una ayuda de varios miles de millones para la agricultura intensiva en agua.

Todavía no lo suficientemente caliente: en una obra en Madrid Foto: Andrea Comas/AP

MADRID taz | El gobierno español prohíbe trabajar al aire libre durante las olas de calor. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció el jueves antes de una reunión especial del gabinete de Socialistas y Alternativas de Izquierda sobre altas temperaturas y sequía que las leyes laborales se cambiarán con carácter de urgencia. Las nuevas normas entran en vigor en cuanto la agencia meteorológica AEMET emita una alerta naranja o roja de calor.

Dependiendo de la región, el naranja comienza a los 37 a 40 grados, el rojo a los 40 a 44 grados. En 2022, varios trabajadores fallecieron por insolación. En el conjunto de la población, las autoridades esperan 4.700 muertes relacionadas con el calor el pasado verano. “El cambio climático ha llegado a la vida de las personas, por eso adaptaremos la normativa en materia de seguridad en el trabajo”, explicó Díaz. Las nuevas medidas son de obligado cumplimiento para todas las empresas.

a

La intervención en la legislación laboral es solo una de las tres medidas decididas por el gabinete del presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Los otros dos proyectos apuntan a la agricultura y la ganadería. Este sufre el año más seco desde que la agencia meteorológica AEMET registró datos. En 2023 llovió en España un 26% menos que la media a largo plazo.

READ  Dos muertos en disputa vecinal en España

El 82% del consumo de agua en España se destina a la agricultura, solo alrededor del 13% a los hogares. Para gestionar mejor el agua en el futuro, es necesario modernizar los sistemas de riego. El Gobierno le dedica 22.000 millones de euros durante los próximos cuatro años. El dinero se utilizará para mejorar los sistemas de riego y controlar digitalmente el consumo de agua.

Además, es necesario mejorar las plantas de tratamiento de aguas residuales para que se pueda reutilizar el 20 % del agua de proceso en lugar del 10 % anterior. Estas medidas estructurales deben “contribuir a un mejor aprovechamiento de los recursos ya la adaptación del consumo al cambio climático”, ha explicado la ministra de Economía, Nadia Calviño.

También se concederán ayudas directas a los agricultores afectados por las malas cosechas. En muchas partes del centro y sur de España, el grano se secaba en los campos mucho antes de que las cosechas estuvieran listas para la cosecha.

El Consejo de Ministros aprobó ayudas por 650 millones de euros y rebajas del IRPF por 1.800 millones de euros para 2023 y otros mil millones retroactivamente para 2022. Esto afecta a un total de 800.000 agricultores y ganaderos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *