Colombia y México – Lucha contra las desapariciones forzadas

Las Madres de la Candelaria de Medellín, Colombia, denuncian la desaparición violenta de sus familiares (picture alliance / dpa / Luis Eduardo Noriega)

«Hoy le digo a mi país y al mundo: ya no albergo odio ni rabia porque mi corazón pudo sanar».

Teresita Gaviria lo logró porque nunca perdió la esperanza. Su hijo Cristian desapareció del lugar sin dejar rastro cuando conducía de Medellín a Bogotá para estudiar. Durante años, Teresita no pudo encontrar nada hasta que un paramilitar preso descubrió el secreto:

Teresita Gaviria von den "Madres de Candelaria" es abrazado por el ex paramilitar Fredy Rendon Herrera.  En Colombia, algunos ex líderes paramilitares han pedido perdón a las madres de sus víctimas.

Teresita Gaviria de las «Madres de la Candelaria» abraza a un ex paramilitar – algunos de los ex líderes han pedido perdón a las madres de sus víctimas (picture alliance / dpa / Luis Eduardo Noriega)

“Era uno de los tipos que el jefe había desmembrado”, dijo. Los restos fueron arrojados al río Magdalena. Cuando escuché eso, corrí al piso y grité: Hermano, te mutilaré, ¡pero no mereces la pena! Quería que la tierra se abriera y me tragara porque no podía soportar el dolor. «

Muchas madres en Colombia buscan familiares desaparecidos

Por supuesto, la incertidumbre de antemano fue peor que el dolor. Ahora que Teresita Gaviria sabe lo que le pasó a su único hijo, puede llorar, perdonar y ayudar a los demás. La vibrante mujercita fundó las «Madres de la Candelaria», una organización de 900 madres que buscan a sus seres queridos desaparecidos. Y las hubo y son muy numerosas en Colombia.

“El Centro Nacional de Memoria Histórica ha calculado que cerca de 83.000 personas desaparecieron forzosamente en Colombia entre 1958 y 2016. 30.000 de ellas fueron secuestradas y 17.000 reclutadas forzosamente. Básicamente, podemos hablar de 100.000 desaparecidos, sin contar las fuerzas armadas. contar los desaparecidos. «

a

Luz Marina Monzón es directora de la “Unidad de búsqueda de personas desaparecidas”, institución creada en el marco del tratado de paz con las FARC. Luz Marina Monzón describe así la misión de la “unidad de búsqueda de desapariciones”: “La búsqueda de personas desaparecidas en relación con el conflicto armado en un marco humanitario y no estrictamente legal”.

READ  Galilea Montijo dio positivo por COVID-19

Búsqueda de cadáveres utilizando muestras de ADN

Anteriormente, le correspondía al Ministerio Público buscar a los desaparecidos después de la denuncia. La unidad, que se fundó hace más de un año, ahora agrupa actividades, trabaja en estrecha colaboración con la fiscalía, la medicina forense y la comisión de la verdad creada en virtud del acuerdo de paz. Sobre todo, debe servir como punto de contacto para los seres queridos. La «Unidad» debe pasar de 115 a 300 empleados para estar presente también en las regiones más remotas del país.

«Es crucial, porque nos permite estar más cerca de los familiares, de los lugares donde se está investigando. Es un desafío para Colombia. Debemos mostrar que el estado no se construye solo en la capital. Bogotá, sino también en las pequeñas iglesias donde sucedieron estas cosas «.

La «Unidad» ya está activa en 2.100 casos específicos, examinando cadáveres con la fiscalía y los forenses, incluso utilizando muestras de ADN.

Comité Especial de Naciones Unidas

¿Colombia se ha convertido en una especie de pionera? Durante años, un Comité Especial de las Naciones Unidas para la Protección contra las Desapariciones Forzadas se ha esforzado por establecer estándares internacionales. Sin embargo, solo 59 estados han ratificado la convención. Rainer Huhle del Instituto Alemán de Derechos Humanos presidió el comité durante años:

“Los estados que lo han ratificado también están dando ejemplo a otros estados, quizás este diálogo con el comité traiga algo útil. Y también espero que nuestras pautas, que ahora hemos adoptado, sean realmente muy constructivas en el sentido de que también brinden a los estados, incluidas las autoridades, la policía y los fiscales, alguna orientación sobre cómo pueden funcionar mejor, porque no asumimos que todas estas personas son malas personas. «

READ  Una caravana de migrantes partió rumbo a Guatemala, donde intentarán ingresar a territorio mexicano de camino a Estados Unidos

Frustración por la inacción del estado mexicano

Lucía de los Ángeles Díaz de Veracruz, México, puede verlo de manera diferente. Como Teresita Gaviria en Colombia, la mexicana reunió a su alrededor a las madres de los desaparecidos y fundó la asociación «Solecito de Vera Cruz» por frustración con el estado mexicano. Hace poco para encontrar a las 36.000 personas que se estima están desaparecidas, a pesar de que México se ha unido a la convención. Lucia de los Angeles Diaz dice:

“Inicialmente, nos apoyamos moral, emocional y espiritualmente porque nos enfrentamos al hecho de que el gobierno mexicano no está haciendo absolutamente nada para encontrar a la persona desaparecida. No funciona de esa manera, en el mejor de los casos parece que está haciendo algo. Y respondimos por nuestra cuenta comenzando a buscar a los desaparecidos. Primero preguntamos por ejemplo en cárceles, en hospitales … en varios lugares de medicina forense. «

México y Colombia firmaron la convención de la ONU

¿¡Esto probablemente no significó con la participación de familiares en las nuevas directivas del comité de la ONU !? Allí se anclan 16 principios, como independencia, transparencia, establecimiento de registros nacionales, respeto por las costumbres culturales y religiosas, apoyo económico. Es de esperar que los estados signatarios como México y Colombia, pero también Irak, traten de ceñirse a ella.

“Al final, sin embargo, lo que nos importa es que no se produzcan nuevos números aquí y ahora, es decir, no hay gente nueva que falte”, confirma Rainer Huhle. En algún momento, ya no será necesario buscar un sucesor para la presidencia del Comité de las Naciones Unidas para la Protección contra las Desapariciones Forzadas.

READ  Wall Street cerró su mejor agosto desde 1984 gracias al crecimiento de las empresas tecnológicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *