Las nuevas unidades de votación del absurdo del INEC


Por Félix Oboagwina

El otro día, el presidente de la Comisión Electoral Nacional Independiente (INEC), Prof. Mahmood Yakubu, anunció la creación de unidades de votación adicionales en todo el país. Para una demografía nigeriana con una línea costera que cambia rápidamente, el ejercicio satisfizo una necesidad relevante. Sin embargo, es la distribución regional y sus implicaciones futuras las que despiertan cierto interés aquí.

De las 119,974 unidades de votación que el país había utilizado durante 25 años, el INEC aumentó el número total de cabinas de votación a 176,846, un aumento de 56,872. Esta nueva configuración infló el espacio de votación de Nigeria en un 47%. Para las elecciones generales de 2019, el número de votantes inscritos en el padrón del INEC ascendió a unos 84.004.084 nombres. Esto significa que, además de unos pocos votantes, la nueva cifra de 176.846 casillas de votación cubriría a 500 votantes cada una. Esto debería crear cierto margen de maniobra para los votantes.

Sin embargo, cuando se ve con mayor escrutinio, el ejercicio parece catalogado para ajustarse a un guión. Para los que lo saben, esto deja la impresión de que el INEC, o alguien dentro o fuera de esta comisión, orquestó el ejercicio para reafirmar los prejuicios primordiales, el chovinismo y el chovinismo.

Por Félix Oboagwina

Hasta la fecha, el plan de distribución de los colegios electorales en las seis zonas geográficas ha dado como resultado la mayoría de los colegios electorales existentes en el noroeste:

Noroeste: 41.671

Suroeste: 34898

Centro-Norte: 27514

Sur-Sur: 27.126

Nordeste: 24.006

Sureste: 21.631.

Todo esto solo refuerza la controvertida distribución regional de votantes. La región noroeste tiene el mayor número de votantes registrados, lo que constituye el 24 por ciento del total de votantes registrados. Le sigue la región Suroeste con un 19,39%, la Región Norte-Centro con un 15,91%, la Región Sur-Sur con un 15,29%, la Región Noroeste con un 13,44% y la Región Sudeste con un 11,97% de votantes registrados.

Mientras que el presidente del INEC, durante un segundo mandato de cinco años, creó 31.196 nuevas unidades de votación para los 19 estados del norte y Abuja, asignó 25.676 unidades de votación a los 17 estados del sur de Nigeria. Sobre la base de la dicotomía norte-sur habitual del país, estas cifras muestran que, si bien el norte de Nigeria tiene ahora un total de 93.191 colegios electorales, el sur de Nigeria tiene la menor cantidad de casillas de votación con 83.655, una diferencia de 9.536. Calculado con una capacidad media de las casillas de votación de 500 personas cada uno, esto ya le da al Norte una ventaja de 4.768.000 votos.

READ  la estatua del general Lee, el símbolo principal del pasado esclavo, desatornillada en Virginia

¡Es alarmante para los sureños! Esto implica que el Norte no solo decidirá quién será el ganador de las elecciones presidenciales, sino que tendrá la última palabra sobre el ejercicio.

En las encuestas de 2015 ganadas por Muhammadu Buhari, los 15,424,921 votos que obtuvo superaron los 12,853,162 de Goodluck Jonathan por unos miserables 2,571,759.

Los nuevos quioscos del INEC indican que hoy, el Norte con sus 4.768.000 votos máximos, ¡puede marcar la diferencia por sí solo! No es de extrañar la arrogancia, la beligerancia y la agresividad mostrada por algunas organizaciones del norte en videos virales, donde se jactaban de tener el as para 2023. Y tienen buenas razones para presumir.

El artículo 134 (2) (a) (b) de la Constitución establece: «Un candidato para la elección al cargo de Presidente se considera debidamente elegido cuando, si hay más de dos candidatos para la elección, tiene el mayor número de votos emitidos en la elección; y tiene al menos una cuarta parte de los votos emitidos en la elección de al menos dos tercios de todos los estados de la Federación y el Territorio de la Capital Federal, Abuja. »

Sin embargo, ¿qué pasa si la elección se acerca demasiado para ser convocada o no produce un ganador absoluto?

a

El artículo 134 (4) establece que habrá una segunda vuelta entre los dos candidatos principales, en la que el ganador deberá cumplir con el requisito de «una cuarta parte de los votos emitidos en la elección en cada uno de los dos al menos un tercio de todos estados de la Federación y el Territorio de la Capital Federal, Abuja.

Además, si uno de estos dos candidatos principales no cumple con el requisito, se realizará una segunda votación entre ellos; y la victoria se reduce a una mayoría simple. Las nuevas unidades de votación del INEC, con una abrumadora mayoría ubicadas en el Norte, harán de esa región el único determinante de quién se convertirá en presidente.

El problema surge del hecho de que la actual supremacía electoral del norte desafía la ciencia de la población y la distribución de los votantes a escala global.

READ  Embajador de Alemania en China muerte súbita Acabo de asumir mi cargo durante 2 semanas

¿Cómo están más pobladas las áridas praderas de la sabana del norte que las selvas tropicales del sur? Por supuesto, el Norte tiene una gran parte de la masa terrestre total de Nigeria de 923,768 kilómetros cuadrados (356,376 millas cuadradas); pero su pretensión de contar con una población proporcionada siempre se ha considerado una lógica a contracorriente.

Cualquiera que haya viajado por gran parte del país sabe que en el norte puedes viajar durante horas sin ver ni una colonia en un vasto océano de llanuras en cualquier dirección en tu línea de visión. Ciertamente, todas las fronteras del norte de Nigeria terminan fuera del desierto. Incluso entonces, gran parte del norte se encuentra en el Sahel, el borde de la franja de sabana de 5.000 kilómetros (3,125 millas) en el borde del desierto del Sahara. Si una región así tiene más habitantes que las costas y las selvas tropicales sigue siendo un misterio. Se señaló que Nigeria sigue siendo el único país del mundo con más población en su región árida que en la costa. El petróleo, la costa, los puertos, la paz relativa, todos son imanes para la población. ¿Por qué no importan en Nigeria, como lo hacen en otras partes del mundo?

Por ejemplo, el estado costero de California que limita con el Océano Pacífico es el hogar de aproximadamente el 12 por ciento de la población total de los Estados Unidos; y Texas, en el borde del Golfo de México, tiene el 9 por ciento. Por el contrario, el árido estado de Utah tiene 0,97 por ciento, Arizona 2,19 por ciento e Idaho 0,54 por ciento. Estos son solo ejemplos de los Estados Unidos. Hablando solo del continente australiano, una autoridad declara: “La población de Australia no está distribuida uniformemente en el paisaje, porque gran parte del país es desierto…. Alrededor del 90 por ciento de la población vive en ciudades, que se encuentran principalmente en áreas costeras. «

Las nuevas cabañas de Yakubu refuerzan lo anormal y lo absurdo.

Las realidades actuales demuestran aún más la falta de lógica de la asignación de Yakubu de menos unidades de votación al sur y más a su norte natal. Uno es la desertificación inducida por el cambio climático que ha provocado la emigración de la población del Norte. En el noreste seco está el lago Chad, que Nigeria comparte con Níger, Chad y Camerún; y el lago se estrechó.

READ  Francia cerró 22 escuelas por coronavirus cuatro días después de la reapertura

Además, la guerra está prácticamente desatada allí debido a la insurgencia en curso, con la población local migrando a estados y países vecinos como la República de Níger, Camerún y Chad, y muchos a campamentos de desplazados internos nigerianos. Teniendo en cuenta el atractivo de la supervivencia, los norteños huyen a diario para salvar sus vidas hacia el sur más pacífico. Por supuesto, algunos se han unido a las filas desenfrenadas de secuestradores y asesinos. Sin embargo, la gran mayoría solo quiere vivir y ganarse la vida en paz. ¡Shikena! La ausencia de estos inmigrantes que huyen del Norte debería reducir las cabinas de votación en sus países de origen a favor de sus nuevos anfitriones del Sur, lo que la falta de lógica de Yakubu no logró absurdamente.

Por ejemplo, mientras que el estado de Ekiti en el sur tiene la asignación más pequeña de 250 nuevas unidades, los estados que claramente forman el epicentro de la insurgencia y el terrorismo tienen curiosamente muchos más: Borno tiene 1.138, Yobe 1.109, Katsina 1.750 y Zamfara 1.013 unidades. Debido a la insurgencia, el área del gobierno local de Malumfatari en Borno, por ejemplo, es una ciudad fantasma sin población humana. El estado informa oficialmente alrededor de 1,5 millones a 2 millones de ciudadanos desplazados. En todo el norte, el número de personas desplazadas se acerca a los 12 millones.

¿Cómo están obteniendo las zonas de conflicto del Norte beneficios demográficos inesperados que se traducen en más voces? El secuaz del INEC debe explicar esta amorfa ilógica.

Cuando Yakubu anunció las nuevas unidades de votación del INEC, los políticos del Sur aparentemente les prestaron poca atención, comprensiblemente oscurecidas por #EndSARS, la inseguridad y el bullicio de los pastores fulani. Ahora el Sur debe levantar la cabeza y presionar a Yakubu y al INEC para que vuelvan a la mesa de dibujo y aclaren la absurda asignación de sus unidades de votación.

Si no se resuelve este problema rápidamente, el Sur podría encontrarse numéricamente sin importancia en la política de 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *