Los científicos se preocupan por la disminución del hielo marino de la Antártida

Los científicos se preocupan por la disminución del hielo marino de la Antártida

Vista de la isla Livingston en las Islas Shetland del Sur, Antártida, 26 de enero de 2024 (Juan Barreto)

Los niveles de hielo marino en la Antártida han registrado mínimos históricos durante tres años consecutivos, lo que presagia graves consecuencias para la vida en la Tierra tal como la conocemos.

Pero mirando al continente más austral, el científico Miguel Ángel de Pablo lamenta que la humanidad parece ignorar las advertencias.

«Nosotros (los científicos) estamos muy preocupados (…) porque no vemos cómo resolver el problema nosotros mismos», dijo a la AFP el geólogo planetario español en la isla Livingston, en el archipiélago antártico de las Shetland del Sur.

«Cuantas más alertas enviamos… para concientizar a la sociedad sobre lo que está sucediendo, parece que no estamos siendo escuchados, que somos (percibidos como) alarmistas» a pesar de las evidencias, dijo.

El Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de Estados Unidos (NSIDC) informó el miércoles que la extensión mínima de hielo marino de la Antártida fue de menos de dos millones de kilómetros cuadrados (772.000 millas cuadradas) por tercer mes de febrero consecutivo, la culminación de la temporada de deshielo del verano austral.

La capa mínima de hielo marino durante los tres años fue la más baja desde que comenzaron los registros hace 46 años.

El derretimiento del hielo marino no tiene un impacto inmediato en los niveles del océano porque se forma al congelar el agua salada que ya está presente en el océano.

a

Pero el hielo blanco refleja los rayos del sol más que el agua más oscura del océano, y su pérdida exacerba el calentamiento global al tiempo que expone la capa de hielo de agua dulce de la Tierra, lo que podría provocar un aumento catastrófico del nivel del mar si se derrite.

READ  La propagación del coronavirus en el visón golpea 'botones aterradores', pero los expertos piden calma

“Aunque estamos lejos de cualquier parte habitada del planeta, en realidad lo que sucede en la Antártida afecta todo” en el resto del mundo, afirmó De Pablo.

– «No es fácil de deshacer» –

Un estudio del año pasado encontró que casi la mitad de las plataformas de hielo de la Antártida (capas flotantes adheridas a la masa terrestre) también se han reducido en volumen en los últimos 25 años, liberando miles de millones de toneladas de agua de deshielo en los océanos.

Esto tiene implicaciones no sólo para el nivel del mar, sino también para la salinidad y la temperatura del océano, dijo De Pablo.

Algunos científicos dicen que la evidencia del impacto del cambio climático en el derretimiento del hielo marino en la Antártida –conocida por importantes variaciones anuales en sus deshielos de verano y heladas de invierno– es menos clara que en el Polo Norte Ártico.

Lo que está fuera de toda duda es que el continuo calentamiento global causado por las emisiones humanas de gases de efecto invernadero afectará estas tendencias en el futuro.

De Pablo, que ha dedicado 16 años de su vida a estudiar el hielo de la Antártida, dijo a la AFP que tal vez ya sea demasiado tarde para detener esta tendencia.

“El problema es que estos daños no son fáciles de reparar”, afirmó.

“Aunque hoy (cambiáramos) los ritmos de vida que tenemos en las sociedades occidentales, mañana los glaciares no dejarían de deteriorarse ni los suelos helados desaparecerían”, con todo lo que eso implica.

READ  Los investigadores resuelven el misterio del antienvejecimiento: identifican el gen responsable del envejecimiento celular

Los científicos estiman que las temperaturas globales ya son 1,2 grados Celsius más altas que los niveles preindustriales. El Acuerdo de París de 2015 tenía como objetivo limitar el calentamiento a 1,5 °C (2,7 grados Fahrenheit) reduciendo las emisiones que causan el calentamiento global.

“Necesitamos preguntarnos si realmente vale la pena la forma en que vivimos nuestra vida diaria, porque al final perderemos nuestro planeta”, dijo De Pablo.

«No existe un segundo planeta» la Tierra, añadió.

bur-vd/lv/mlr/acb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *