Nuevo descubrimiento: algas y bacterias se fusionan para formar un solo organismo en un laboratorio |  Noticias científicas

Nuevo descubrimiento: algas y bacterias se fusionan para formar un solo organismo en un laboratorio | Noticias científicas

Los científicos observaron un evento raro en el que un alga marina y una bacteria se fusionaron en un solo organismo, un fenómeno conocido como endosimbiosis primaria. Este descubrimiento, detallado en estudios recientes publicados en “Cell” y “Science”, marca un paso importante en la biología evolutiva y podría conducir a nuevos avances en bioingeniería.

Los científicos son testigos de la primera vez en mil millones de años: las algas y las bacterias se convierten en un solo organismo | imagen representativa

Reflejos

  • Un evento único observado en un laboratorio donde algas marinas y una bacteria se fusionaron en un solo organismo, lo que sugiere una nueva fase en la biología evolutiva.
  • Esta fusión, conocida como endosimbiosis primaria, podría tener profundas implicaciones para comprender formas de vida complejas.
  • La integración de una bacteria en algas como potencial nuevo orgánulo marca un importante avance científico en biología sintética.

La endosimbiosis es un proceso complejo en el que un organismo vive dentro de otro, beneficiándose mutuamente. Este proceso es esencial en la evolución de la vida compleja en la Tierra. Esto ha sucedido muy pocas veces en la historia de nuestro planeta, pero cada caso ha sido un punto de inflexión en la vida tal como la conocemos.

Un descubrimiento revolucionario

Recientemente, los científicos observaron un evento raro e importante en el laboratorio: algas y bacterias marinas fusionándose en un solo organismo. Este tipo de fusión, conocida como endosimbiosis primaria, se observó por última vez cuando las plantas comenzaron a surgir en la Tierra hace más de mil millones de años. Este descubrimiento se detalla en dos estudios recientes publicados en las revistas “Cell” y “Science”.

a

¿Qué pasó en el laboratorio?

En el evento observado:

  • El Anfitrión y el Invitado: Un tipo de alga marina ha engullido a una bacteria.
  • Una nueva relación: En lugar de vivir separadas, las bacterias comenzaron a vivir dentro de las algas, transformándose en un órgano interno u orgánulo.
  • Beneficios mutuos: Las algas aportan nutrientes y protección, mientras que las bacterias ofrecen su capacidad para fijar nitrógeno del aire, un proceso esencial para el funcionamiento celular.

¿Porque es esto importante?

Esta fusión no es sólo una curiosidad de laboratorio: podría representar una nueva fase en la evolución de las formas de vida en la Tierra. Este es el por qué:

  1. Contexto histórico: El último evento similar condujo a la creación de cloroplastos, que permiten a las plantas utilizar la luz solar para producir alimento.
  2. Impacto biológico: Comprender estos procesos proporciona información sobre cómo evoluciona la vida compleja a partir de organismos más simples.
  3. Aplicaciones potenciales: Esto podría tener implicaciones para la bioingeniería y la biología sintética, donde los científicos podrían aprovechar estas capacidades para crear organismos con nuevas características beneficiosas.

¿Un nuevo orgánulo?

El estudio publicado en «Cell» sugiere que esta nueva combinación de algas y bacterias puede estar en camino de convertirse en un orgánulo completamente integrado. Esto significaría:

  • Una lámpara permanente: Las bacterias dejarían de existir como una entidad separada pero se convertirían en una parte permanente de la estructura de las algas.
  • Escalado con host: Al igual que las mitocondrias y los cloroplastos, el tamaño y la función de este nuevo orgánulo aumentarían en sincronía con las algas, lo que demuestra que su relación se ha vuelto fundamental para la existencia de todos.

El futuro de este descubrimiento

Aunque todavía se encuentra en sus primeras etapas, este evento podría proporcionar una mejor comprensión de cómo la vida puede adaptarse y evolucionar a través de la cooperación entre diferentes organismos. Los investigadores seguirán estudiando esta fusión de algas y bacterias para descubrir cómo podría influir en futuros estudios de evolución y biología sintética.

Los resultados se describen en dos artículos publicados recientemente en las revistas Célula Y Ciencia.

READ  No hay riesgo adicional de Covid de vivir con niños, encuentra un estudio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *